Río de Janeiro. Brasil tenía 26,4 millones de trabajadores subutilizados (quienes podrían trabajar pero no tienen empleo y los que trabajan menos de 40 horas semanales) en el cuarto trimestre de 2017, de acuerdo con un informe divulgado por el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

Según los datos presentados por el IBGE, el índice de subutilización alcanzó el 23,6% de la fuerza de trabajo en los últimos tres meses de 2017, ligeramente inferior al 23,9% del tercer trimestre del mismo año, pero superior al 22,2% del cuarto trimestre de 2016.

De acuerdo con el IBGE, Brasil tenía al finalizar 2017, 12,3 millones de desempleados, es decir, personas que no trabajan pero que buscaron empleo en los últimos 30 días.

El estudio apuntó que en 2017 existían 6,5 millones de subocupados, personas que trabajan menos de 40 horas semanales, pero que quisieran trabajar más, y 7,3 millones de personas que podrían trabajar, pero que no lo hacen por haber perdido esperanza de hacerlo.

Además, durante el mismo periodo, el organismo registró 4,3 millones de personas que dejaron de buscar trabajo y otras 3 millones que tuvieron que dejar de hacerlo, como mujeres que acabaron de tener un hijo.

Brasil tenía al finalizar 2017, 12,3 millones de desempleados, es decir, personas que no trabajan pero que buscaron empleo en los últimos 30 días.

El informe del IBGE resaltó que el número de personas que perdieron esperanza de encontrar trabajo (7,3 millones) batió su marca histórica desde que se empezó a medir en 2012, cuando había 1,9 millones de personas en esta condición y que a finales de 2016 ascendió a 3,8 millones de personas.

Del total de trabajadores subutilizados, el 54,2% son mujeres, el 55,8% del total son negros o mulatos, el 26,5% son jóvenes de entre 18 y 24 años y el 39,1% no tiene estudios de nivel medio, abundó el estudio.

No obstante, el organismo resaltó que debido al fin de la crisis económica que hubo entre 2015 y 2016, la tasa de desempleo se redujo en Brasil el año pasado y se ubicó en 11,8%, 0,6 puntos menos que en el tercer trimestre, equivalente a 12,3 millones de personas.

La tasa de subocupados en el cuarto trimestre del año pasado fue del 18%, por debajo del 18,5% del trimestre anterior pero superior al 17,2% del cuarto trimestre de 2016.