Brasilia, EFE. Brasil registró en el primer trimestre del año un déficit comercial de US$5.150 millones, que contrasta con el superávit de US$2.419 millones del mismo periodo del año pasado, informó el gobierno.

En los tres primeros meses del año Brasil exportó bienes y servicios por valor de US$50.839 millones e importó US$55.989 millones, lo que produjo el saldo negativo, según los datos divulgados por el ministerio de Desarrollo Industria y Comercio.

El gobierno detalló que en marzo el país obtuvo un superávit de US$164 millones, inferior en 91,9% al del mismo mes de 2012, que fue de US$2.020 millones.

El mes pasado, las exportaciones brasileñas sumaron US$19.323 millones, mientras que las importaciones fueron de US$19.159 millones.

En términos porcentuales, las exportaciones crecieron el 1,6% en comparación con marzo de 2012 y el 11,8% frente a febrero último.

En cuanto a las importaciones, el aumento fue del 11,6% y el 2,5% en comparación con los dos periodos analizados, respectivamente.

La balanza comercial brasileña arrojó el año pasado un superávit de US$19.438 millones, inferior en 34,75% al de 2011 y el peor en una década.

Los analistas atribuyen el flojo resultado del comercio exterior brasileño a la crisis internacional, que ha llevado a muchos países a restringir sus importaciones, y a la apreciación del real frente al dólar, que merma la demanda de productos brasileños en el exterior.