Sao Paulo. Ambas cámaras del Congreso brasileño aprobaron en una sesión conjunta este jueves la propuesta para el presupuesto preliminar de 2011 del presidente Luiz Inácio Lula da Silva, según un comunicado de la oficina de prensa del Parlamento.

La propuesta para el presupuesto preliminar incluye principalmente una descripción a grandes rasgos de las intenciones del gobierno para el próximo año, con muy pocas cifras específicas en relación a impuestos y gastos.

El gobierno de Lula debe presentar una propuesta detallada del presupuesto al Congreso en agosto.

De acuerdo con el presupuesto preliminar aprobado el jueves, el gobierno apuntará a un superávit de presupuesto primario del sector público de 125.500 millones de reales (US$70.900 millones) en 2011. Esta cifra debería ser equivalente a aproximadamente 3,0% del producto interno bruto.

En años anteriores, el gobierno fijó su meta para el superávit del presupuesto primario como porcentaje del PIB y no como una cifra concreta. La meta para 2010 es de  3,3% del PIB. En el año de la recesión, 2009, el superávit del presupuesto primario de Brasil fue equivalente a sólo 2,06% del PIB.

El presupuesto primario proyecta un crecimiento económico del 5,5% anual para 2011, 2012 y 2013. Brasil registró una contracción del 0,2% del PIB en 2009, luego de una expansión del 5,1% en 2008. Pero se espera que el crecimiento en 2010 sea del 6,0% o más.

Las estimaciones de crecimiento se basaron en una tasa de interés base Selic promedio proyectada del 8,75% para los tres años y una tasa de inflación anual del 4,5% para dichos años. La tasa Selic se encuentra actualmente en un 10,25% y la inflación es del 4,8%.