Brasilia. El superávit presupuestario primario de Brasil subió más de lo esperado en noviembre, acercándose a la meta anual del gobierno pese al estancamiento de la expansión en la mayor economía de Latinoamérica, mostraron datos oficiales divulgados el miércoles.

Brasil registró un superávit presupuestario primario consolidado de 8.204 millones de reales (US$4.411 millones) en noviembre, dijo el Banco Central.

El superávit primario en los 12 meses hasta noviembre totalizó un 3,34% del Producto Interno Bruto (PIB) del país.

Se esperaba que el Gobierno reportara un superávit primario de 7.000 millones de reales, según la mediana de las previsiones de 10 analistas consultados por Reuters, cuyas estimaciones oscilaron entre un saldo positivo de 3.000 millones de reales y de 7.800 millones de reales.

El Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff llegaría fácilmente a su meta de superávit primario del 2011 de 127.900 millones de reales, o un 3,1% del PIB, debido a las recaudaciones más altas y una desaceleración del ritmo del gasto público.

Rousseff, quien asumió su mandato en enero, ha mantenido un límite sobre el gasto para aliviar la tasa inflacionaria, que se ha mantenido por sobre el techo del rango de la meta oficial del 6,5% desde abril.

La inflación ha comenzado a desacelerarse ante la pérdida de impulso de la economía y los problemas de deuda en Europa, que afectan al crecimiento global y los precios de las materias primas.

Sin embargo, los temores sobre un debilitamiento de la economía y la caída de la recaudación tributaria han hecho que el Gobierno considere más medidas de estímulo, que algunos analistas dicen podrían minar las promesas de Rousseff de una contención fiscal para controlar la inflación.

Un alza del 14% en el salario mínimo de Brasil decretada por ley para el próximo año agregará presión sobre la inflación, que se espera que termine el 2012 en un 5,33%, según un sondeo semanal del Banco Central entre analistas.

El superávit primario representa el exceso de ingresos del gobierno sobre gastos antes del pago de intereses y es vigilado de cerca por los inversores como un indicador de la capacidad de un país para pagar su deuda.

Brasil también reportó un déficit nominal de 10.163 millones de reales en noviembre, que se compara con un déficit nominal de 6.298 millones de reales en octubre.

El déficit nominal incluye el costo del pago de intereses sobre la deuda.

La deuda del sector público de Brasil probablemente caerá a un 35,7% del PIB en el 2012 por un menor déficit nominal, dijo este miércoles un funcionario del Banco Central.

La autoridad monetaria prevé que la deuda pública será equivalente a un 36,6% del PIB este año.