Rio de Janeiro. Los salarios reales en Brasil cayeron en septiembre y la tasa de desempleo se mantuvo estable pese a los pronósticos de una caída, en otra señal de que el crecimiento en la mayor economía de Latinoamérica se está desacelerando más de lo esperado.

La tasa de desocupación permaneció en un 6% en septiembre, sin cambios frente a agosto, dijo este jueves el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

Se esperaba que la tasa de desempleo cayera al 5,8%, según la mediana de los pronósticos de 10 economistas consultados por Reuters. Sus estimaciones fluctuaron entre un 5,5% y un 6%.

Efectos estacionales habían provocado una baja del desempleo en septiembre en cuatro de los últimos cinco años.

Los salarios reales, que descuentan la inflación, bajaron un 2% mensual en septiembre, a 1.608 reales (US$929), marcando su primera caída desde abril.

El año pasado, la tasa de desempleo de Brasil anotó una serie de mínimos históricos. El ajustado mercado laboral ayudó a aumentar los salarios en la medida en que los empleadores buscaron a trabajadores con mayores niveles de educación y habilidades técnicas.