Río de Janeiro. La tasa media de intereses cobrada por los bancos brasileños y la tasa de impago avanzaron en marzo y se situaron en su mayor nivel desde que empezaron a ser medidos en marzo de 2011, de acuerdo al Banco Central.

El ente emisor aseguró en un informe que los intereses bancarios medios, sin contar el crédito rural, inmobiliario y del banco de fomento estatal, crecieron un 0,3% en marzo hasta el 50,9%, mientras que la tasa de impago a más de 90 días para las personas físicas y empresas se situó en el 5,6% en marzo.

Se trata del mayor nivel en ambos casos en cinco años.

El aumento de la tasa de impago tanto de las empresas como de las familias se produce en un momento de recesión de la economía brasileña, que el año pasado se contrajo un 3,8% y este año debe hacerlo también por el mismo valor según el mercado financiero, encadenando por primera vez desde 1930 dos años seguidos de crecimiento negativo.

A ello hay que añadirle una tasa de desempleo superior al 10% en el trimestre encerrado en febrero, una inflación que en 2015 fue del 10,67% y una tasa de interés básica del 14,25%, la más elevada en diez años.

La tasa de impago entre las personas físicas se situó en marzo en el 6,2%, el mayor nivel desde junio de 2013 (6,3%), mientras que entre las empresas subió al 4,9%, el más elevado desde marzo de 2011.

Por su parte, los intereses cobrados a las personas físicas subieron un 1,3% en marzo hasta el 69,2% anual, mayor valor histórico, mientras que los intereses cobrados de las empresas cayeron un 31,9% en febrero hasta el 30,9% anual en marzo.