Brasilia. El gobierno de Brasil reveló este miércoles una serie de medidas que apuntan a impulsar los préstamos a largo plazo en bancos del sector privado, en una apuesta para mantener creciendo a la mayor economía de América Latina a un ritmo robusto y reducir la dependencia de los préstamos estatales.

Las medidas incluyen rebajas impositivas para inversores que compren bonos con vencimiento de cuatro años o más y una reducción en el impuesto a transacciones financieras (IOF) a 2% desde el 6% en algunas inversiones.

El gobierno también autorizó al banco estatal de desarrollo BNDES a emitir bonos en los mercados locales.