El ministro de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior de Brasil, Fernando Pimentel, afirmó en la apertura del Encuentro Económico Brasil-Alemania 2013 en Sao Paulo, que los dos países estrecharán la cooperación a nivel de las pequeñas y medianas industrias.

Según Pimentel, Brasil y Alemania son dos economías "casi absolutamente complementarias" con gran potencial para la cooperación.

"La complementariedad se dará en el área de innovación y el segmento más innovador de Alemania es el de pequeñas y medianas empresas que queremos traer (a Brasil), queremos aprender con humildad", dijo el ministro, recordando que su país pretende convertirse en una economía industrial de punta.

En alusión a las críticas sobre el proteccionismo brasileño, Pimentel afirmó que "nuestro mercado no está cerrado para ningún país, inclusive Alemania".

Por su parte, Anne Ruth Herkes, secretaria del ministerio de Economía y Tecnología de Alemania, pidió mayor apertura comercial a las autoridades brasileñas.

Herkes también defendió las inversiones de pequeñas y medianas empresas alemanas en el país sudamericano, aunque consideró que no puede haber expectativas excesivas en función de la crisis en la zona del euro.

A su vez, el presidente de la Confederación Nacional de la Industria (CNI) de Brasil, Robson Andrade, rechazó las críticas del proteccionismo a la industria manufacturera en su país y aseguró que "muchos veces otros paises tienen más proteccionismo, como la propia Alemania".

La participación de la presidenta Dilma Rousseeff y su homólogo alemán Joachim Gauck en el encuentro empresarial está prevista para esta tarde.

Además, ambos celebrarán la apertura del Año de Alemania en Brasil, que tendrá el objetivo de ampliar las relaciones entre los dos países, buscando dar más visibilidad a la cooperación e incentivar nuevas iniciativas comunes.