Río de Janeiro, EFE. Los salarios de los brasileños con formación universitaria superan en promedio en un 219% a los de los trabajadores sin formación superior, según un estudio divulgado por el gobierno brasileño.

El salario promedio del universitario era de 4.135 reales (unos US$2.067) frente a los 1.294 reales recibidos por el no universitario, según los datos de 2011 recogidos por el informe Estadísticas del Inventario Central de Empresas (Cempre) del estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE).

De acuerdo con el informe, que reúne informaciones económicas y de registro de todas las empresas y organizaciones del país, sólo el 17,1% de los asalariados tenía diploma universitario en 2011.

El inventario contabilizó en Brasil un total de 5,1 millones de empresas o entidades y cerca de 52,2 millones de personas trabajando en las mismas (45,2 millones de asalariados y 7 millones de socios o propietarios).

El estudio señala que las empresas pagan los menores salarios en Brasil (1.592 reales en promedio o US$796), en comparación con las entidades sin fines lucrativos (1.691 reales o US$845) y con los organismos públicos (2.478 reales o US$1.239).

Igualmente mostró que los hombres continúan siendo mayoría entre los contratados (57,7% contra el 42,3% de las mujeres) y ganan un 25,7% a más que sus compañeras, pero que el número de mujeres contratadas aumentó más (5,7%) entre 2010 y 2011 que el de varones (4,7%).

De acuerdo con el inventario, el salario promedio del brasileño creció un 8,7% en términos reales, es decir ya descontada la inflación, entre 2008 y 2011. En ese período fueron generados 6,8 millones de nuevos empleos.

Tan sólo entre 2010 y 2011 el número de personas ocupadas por las empresas y entidades subió en un 4,9%, lo que equivale a 2,4 millones de nuevos trabajadores.