Los brasileños son los ciudadanos más optimistas del mundo sobre su propia situación económica, según un estudio del instituto Pew Research Center divulgado en el que se indica que el 88% de los habitantes de Brasil entrevistados consideran que su situación económica mejorará en los próximos doce meses.

Entre los países considerados emergentes que participaron de la encuesta, tras Brasil hay Venezuela, con un 77% de la población que se declara optimista sobre su situación económica en el próximo año, seguido por China (71%), Malasia (63%) y México (61%).

En el lado opuesto de los emergentes, figuran Rusia (29%) y Turquía y Argentina, ambos con un 38%.

Entre los países ricos, los ciudadanos más optimistas son los estadounidenses, con un 43% de la población confiado en que la situación económica en los próximos 12 meses mejorará, seguidos de Corea del Sur (38%), Australia (36%), Canadá (34%) y Alemania (26%).

En el otro extremo se encuentran España y Japón, ambos con un 12%, Grecia (13%) y Francia (14%).