Brasilia. El superávit primario del sector público brasileño sumó 1.590 millones de reales (US$787 millones) en septiembre último, el menor desde julio de 2010, informó este martes el Banco Central.

Con base en el resultado de septiembre de 2011, cuando sumó 8.090 millones de reales (US$4.005 millones), el resultado representa una caída de 80,3%.

El resultado toma en cuenta el ahorro total hecho por la Unión, los estados, municipios y empresas estatales, destinado al pago de intereses de deuda.

Según el gobierno, la fuerte caída en el superávit fiscal fue condicionada por el pago anticipado de parte del aguinaldo de jubilados y pensionados.

En el acumulado entre enero y septiembre, el superávit primario sumó 75.810 millones de reales (US$37.530 millones), equivalentes a 2,13% del Producto Interno Bruto (PIB).

Con relación a igual período de 2011, cuando el superávit sumó 104.630 millones de reales (US$51.797 millones), hubo una caída de 27,5%.

La autoridad monetaria admitió que será difícil cumplir con la meta de superávit establecida para este año, que es de 139.800 millones de reales (US$69.207 millones), aunque confía en que la recuperación económica permita revertir la tendencia a la caída del ahorro fiscal en el último período.

El BC informó además que el déficit nominal del sector público -ingresos menos gastos, incluyendo pago de intereses de deuda- fue de 12.254 millones de reales (US$6.066 millones) el mes pasado, el peor resultado desde septiembre de 2010.