Buenos Aires. La Ciudad de Buenos Aires se encuentra en discusiones con bancos de inversión para emitir alrededor de US$500 millones en bonos a 10 años el año próximo para refinanciar deuda y financiar proyectos de infraestructura, informó el martes un alto funcionario gubernamental.

Néstor Grindetti, ministro de Hacienda de la ciudad, declaró telefónicamente que si se mantienen los actuales niveles de liquidez internacional, se podrían obtener tasas de interés de un dígito.

En marzo, la ciudad subastó US$475 millones en bonos a cinco años en los mercados internacionales de deuda, y debió pagar una alta tasa de interés anual del 12,5%.

Actualmente, los emisores argentinos enfrentan un panorama internacional favorable gracias a la abundante liquidez internacional proporcionada por los bancos centrales, la mejoría de la crisis fiscal europea y las bajas tasas de interés de referencia en los principales países desarrollados.

La Ciudad de Buenos Aires busca contratar un banco de inversión a principios del año próximo y obtener la aprobación necesaria de su asamblea legislativa para poder recurrir al mercado a fines de marzo o en abril, dijo Grindetti, quien se encuentra en una visita a Estados Unidos en la que ha realizado reuniones con cerca de 10 bancos.

Alrededor de US$300 millones de la recaudación de la emisión proyectada se destinarían a pagar deuda que vence en el 2011, y US$200 millones se destinarían a proyectos de infraestructura, dijo Grindetti.