Si la desaceleración económica mundial continúa, El Salvador se constituirá como el más vulnerable de Centroamérica, según la Central American Business Intelligence (CABI).

La reconocida firma de inteligencia publicó en un comunicado sus expectativas económicas para El Salvador en lo que resta del año, así como una proyección de cara al 2013.

De acuerdo con la CABI, este es el país que mayor exposición tiene a los cambios de la economía global, y de manera interna, lo factores que más le afectan son “el persistente déficit fiscal así como la inestabilidad bancaria.”

De este modo, la firma, considera que el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), oscilará al cierre de este año entre un 1,4% y un 1,8%, situando su promedio en un 1,6%.

Con tal tasa de crecimiento en la producción, la economía salvadoreña será, nuevamente, la que menos crezca en el istmo.

Y, para 2013, la proyección de crecimiento e de 1,9% con una leve mejoría en comparación con los años anteriores y posteriores al inicio de la crisis en 2008.