Brasilia. La deuda de los consumidores brasileños en el pago de crédito cerró 2013 con una caída de 2% con relación al año anterior, la primera reducción desde el inicio de la serie histórica en 2000, informó este martes la consultora Serasa Experian.

En 2012, la deuda de los consumidores había avanzado 15% con relación al año anterior, después de una elevación de 21,5% en 2011, el aumento anual más elevado desde 2000.

Según el informe, la mejora en el pago de crédito se vincula a la reducción de 9,4% en el volumen de cheques sin fondos y de 4,8% en la falta de pagos de deudas no bancarias (tarjetas de crédito, financieras y comercios).

Los especialistas de Serasa Experian destacaron que más empleos y cambios de comportamiento favorecieron el mayor cumplimiento de compromisos.

La consultora atribuyó la caída de la deuda en 2013 al mantenimiento de las bajas tasas de desempleo a lo largo de ese año, el mayor rigor en la concesión de crédito por las instituciones financieras y la mayor preocupación de los consumidores con pagar sus deudas.

En diciembre de 2013 la baja con relación al mismo mes del año anterior fue aún mayor, de 6,5%, en la séptima caída mensual consecutiva, aunque aumentó 2,7% ante noviembre.