Washington. La confianza de los constructores de casas de Estados Unidos cayó por tercer mes consecutivo en agosto a su menor nivel en casi un año y medio, apuntando a un débil mercado inmobiliario en medio de una recuperación económica que pierde fuerza.

Nuevos indicios de un freno en la recuperación de la más larga y profunda recesión desde la década de 1930 se hallaron en un segundo informe divulgado este lunes que mostró un crecimiento menor de lo esperado en la actividad manufacturera del estado de Nueva York, con fuertes caídas en los nuevos pedidos y las exportaciones.

Aunque los datos económicos siguen siendo débiles, la mayoría de los economistas cree que la economía no sufrirá una recaída en la recesión.

"Si bien no suscribo la visión de que la economía esté flaqueando, lo que está pasando es que no hay mucho crecimiento", dijo Joel Naroff, presidente de Naroff Economic Advisors en Holland, Pensilvania.

La Asociación Nacional de Constructores de Casas (NAHB, por su sigla en inglés) dijo que su índice del mercado de la vivienda que realiza junto a Wells Fargo cayó un punto respecto de julio, a un nivel de 13, pese a que los pronósticos de los analistas consultados por Reuters apuntaban a un alza a 15.

Una lectura por debajo de 50 indica que más constructores consideran que las condiciones de venta son más malas que buenas.

El índice no supera el umbral 50 desde abril de 2006.

Por otra parte, el Banco de la Reserva Federal de Nueva York dijo este lunes que su índice general "Empire State" de condiciones de negocios en el estado subió a 7,10 en agosto desde 5,08 en julio.

La lectura de agosto estuvo por debajo de las expectativas del mercado, que esperaban una cifra de 8,00.

Las acciones en Wall Street operaban estables tras las cifras, mientras que el dólar caía frente al yen. Los precios de los bonos del Tesoro avanzaban y el rendimiento de la nota de referencia a 10 años tocó un nuevo mínimo de 17 meses.

La confianza de los inversionistas también se vio afectada por el informe que mostró una desaceleración en el crecimiento de Japón durante el segundo trimestre, ya que su economía creció sólo 0,1%, que se traduce en una expansión anualizada de 0,4%.

Estos datos se situaron muy por debajo de las estimaciones del mercado de una tasa anualizada de 2,3% y lejos del ritmo de Estados Unidos, que tuvo una expansión interanual de 2,4% en el mismo período.

Constructores temerosos. Según el sondeo de la NAHB, el indicador de las condiciones actuales de ventas para casas unifamiliares descendió este mes a su menor nivel desde junio de 2009.

En la misma línea, el índice sobre expectativas de ventas para los próximos seis meses cayó tres puntos a 18, un mínimo desde marzo de 2009.

"Los constructores están expresando los mismos temores que están escuchando hoy de los consumidores, particularmente respecto a la sensación de que la economía a nivel general y el mercado laboral no están cobrando fuerza", dijo el presidente de la asociación, Bob Jones.

El mercado inmobiliario, epicentro de la recesión, está luchando por salir a flote tras el término de un popular crédito fiscal para los compradores de vivienda en abril que impulsó las ventas y la construcción de casas.

Aunque la actividad manufacturera en el estado de Nueva York creció este mes, el índice Empire State sigue bien por debajo del máximo cercano a 32 alcanzado en abril. El sondeo mostró que el índice de nuevos pedidos cayó por debajo de cero por primera vez desde junio de 2009.

El índice de condiciones de negocios a seis meses bajó a 35,71 en agosto, su piso desde julio de 2009, desde 41,27 en julio.

Sin embargo, el sondeo mostró ciertas noticias alentadoras sobre el empleo, el talón de Aquiles de la recuperación. El indicador del número de empleados se elevó a 14,29 este mes desde 7,94 en julio. El índice promedio de trabajo semanal saltó a 7,14 desde -9,52.