Brasilia. El mercado financiero de Brasil redujo al 2,78%, desde el 2,83%, su previsión para la tasa de inflación de este año en la quinta caída consecutiva, según la encuesta Focus realizada por el Banco Central (BC) entre las principales instituciones financieras y divulgada este martes.

La estimación se ubica por debajo del límite inferior de la meta oficial, que es del 4,5% con 1,5 puntos porcentuales de tolerancia.

En caso de que la inflación termine fuera de esos niveles, el BC tiene que elaborar una carta abierta al ministro de Hacienda, Henrique Meirelles, explicando los motivos del incumplimiento de la meta.

En los primeros 11 meses del año, el Indice de Precios al Consumidor Amplio (IPCA) llegó al 2,5%, el menor resultado acumulado para el período desde 1998.

El resultado oficial de la inflación de 2017 será divulgado el próximo mes de enero por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

Para 2018, la proyección de los analistas del mercado financiero para el índice de inflación cayó del 4 por ciento al 3,96%, de acuerdo a la encuesta Focus.

Con esas previsiones, la expectativa para la tasa básica de interés Selic, actualmente en el 7% anual, también fue reducida del 7% al 6,75% anual para fin de 2018, lo que sería un nuevo récord histórico.

La estimación para la expansión del Producto Interior Bruto (PIB), la suma de todos los bienes y servicios producidos en el país, subió del 0,96% al 0,98% este año, y del 2,64% al 2,68%en 2018.

La proyección del mercado financiero para la tasa de cambio a finales de 2017 subió de 3,29 para 3,30 reales, y para fines de 2018 de 3,30 para 3,31 reales.

La estimación para el resultado de la balanza comercial en 2017 presentó una leve alza de US$65.820 millones a US$66.000 millones, de resultado positivo, mientas que para 2018 pasó de US$52.000 millones para US$52.500 millones.

La previsión para la entrada de inversiones extranjeras directas permaneció en US$80.000 millones tanto para 2017 como para 2018.