Tokio. Las bolsas en Asia caían este lunes por la preocupación de que unas rebajas masivas de calificación de deuda soberana de Standard & Poor's agraven las dificultades de financiación de la zona euro.

El temor a que los problemas de Europa debiliten el crecimiento global redujo el apetito por los metales industriales como el cobre.

El índice MSCI de acciones en Asia excluyendo a Japón caía un 1,3% a su nivel más bajo en una semana, tras alcanzar un máximo de un mes el viernes. En Japón, el índice Nikkei de la bolsa de Tokio cayó un 1,4% a un mínimo de un mes.

Los mercados estadounidenses estarán cerrados el lunes por el feriado del Día de Martin Luther King, pero los futuros del índice S&P negociados en Asia cedían un 0,5%.

El euro cotizaba en US$1,263, después de tocar un mínimo de US$1,2624 este viernes, su nivel más bajo desde finales de agosto del 2010, de acuerdo con la plataforma de negocios EBS. Contra al yen, el euro alcanzó el lunes un mínimo de 11 años cerca de 97 unidades.

La agencia S&P recortó este viernes la calificación de nueve de los 17 países de la zona euro, incluidos los de primera categoría Francia y Austria, y dijo que decidirá en breve si rebaja al fondo de rescate de la zona euro.

Sumándose a los temores, las negociaciones sobre un plan de rescate griego se han estancaron, y Atenas enfrenta una fuerte presión para completar un acuerdo con tenedores privados de bonos para reducir su deuda a niveles más sostenibles o se arriesgaría a caer en una moratoria en marzo.

"La incertidumbre sobre cómo afectará la rebaja a la capacidad del fondo de rescate y los esfuerzos de recapitalización de los bancos europeos están socavando el ánimo de los mercados", dijo Hirokazu Yuihama, estratega de Daiwa Capital Markets.

El ánimo había mejorado la semana pasada luego de que Madrid y Roma encontraron el apoyo de los inversores en ventas de deuda, aunque los rendimientos de los bonos italianos rebotaron y los futuros del Bund alemán tocaron máximos históricos el viernes luego de que una venta de deuda italiana no cumplió con las expectativas del mercado.

La baja de calificación mantendrá la atención del mercado en las subastas, con Francia y España proporcionando otras pruebas claves de la confianza de los inversores esta semana, y también aumenta la presión para que los líderes europeos ofrezcan respuestas políticas urgentes.

"Sin (...) acción, Europa se verá arrastrada en una espiral descendente de caída en la confianza, estancamiento del crecimiento y menos empleos", dijo el lunes David Lipton, primer subdirector gerente del Fondo Monetario Internacional al Fifth Asian Financial Forum en Hong Kong.