Tokio. Los pedidos de maquinaria en Japón cayeron más rápido de lo previsto en octubre, una señal de que la inquietud sobre la crisis de deuda en la zona euro y la solidez del yen llevaron a que las firmas recorten su gasto en capital, empañando una recuperación tentativa de la economía.

Los pedidos de maquinaria, una serie altamente volátil de datos vista como un indicador del gasto de capital en los próximos seis a nueve meses, bajaron un 6,9% en octubre desde el mes anterior, mostraron el jueves datos oficiales.

Esto se compara con una previsión promedio de una caída de 0,5% y sigue un declive de 8,2% en septiembre, dejando las órdenes sólo 1,5% sobre los niveles que exhibían en el mismo período un año atrás.

Los datos se suman a otras señales de malestar en la tercera economía más grande del mundo, que acaba de rebotar de una recesión desencadenada por un terremoto, con las exportaciones y el ánimo empresarial cediendo bajo el peso de un bajón global.

"Los pedidos de maquinaria están descendiendo debido a un aumento de la incertidumbre desde el verano boreal frente a la crisis de deuda en Europa, la ralentización en Estados Unidos y el fortalecimiento del yen", dijo un funcionario de Gobierno.

"Las órdenes de maquinaria no continuarán cayendo pero posiblemente se estacarán. No tendremos una recesión. Sin embargo, el crecimiento posiblemente será muy lento", dijo Hiroaki Muto, economista senior de Sumitomo Mitsui Asset Management Co.