Nueva York. Los precios de los bonos del Tesoro estadounidense caían este martes antes de una subasta de notas a 10 años y mientras las acciones cotizaban en alza, lo que reducía la demanda por deuda del Gobierno como refugio seguro.

La preparación de los operadores para la venta de US$21.000 millones en bonos a 10 años también contribuyó en parte de la liquidación que se registró, pese a una débil licitación de papeles de deuda italiana ocurrida más temprano.

"Hemos tenido un giro desde la demanda como refugio (...) por lo que los papeles a 10 y 30 años están llevando los precios a la baja", dijo Richard Gilhooly, estratega de tasas de interés de TD Securities en Nueva York.

Las profundas pérdidas en los papeles de más largo plazo contrastaban con el reciente mejor desempeño de aquellos instrumentos respecto a los plazos más cortos. Esa tendencia surgió cuando los mercados comenzaron a asumir que vendría una eventual nueva ronda de alivio monetario en Estados Unidos.

Aunque el mecanismo de un posible nuevo estímulo monetario se mantiene incierto y la noción de más alivio, en sí misma, enfrentará cierta oposición en la reunión de política de la Fed de la próxima semana, la posibilidad de que la Fed compre más bonos o incremente el plazo promedio de sus tenencias ha favorecido a los papeles de plazos más largos.

Los bonos a 30 años caían 1-3/32 en precio y su rentabilidad subía al 3,31%, desde un 3,25% este lunes.

El Departamento del Tesoro se prepara para colocar US$21.000 millones en una reapertura de notas a 10 años a las 1700 GMT en la segunda de tres subastas previstas para esta semana.

Antes de la subasta, la deuda a 10 años caía 11/32 en el día y sus rendimientos se elevaban al 1,99% desde un 1,95% del lunes.

Raymond Remy, operador de Daiwa Securities, dijo que un rendimiento a 10 años por encima del 2% atraería a más compradores.

El bono a 10 años se apresta a perforar un mínimo histórico en el rendimiento de la subasta, rompiendo el récord anterior de un 2,14% establecido en una subasta del mes pasado.

Sin embargo, la actividad en el mercado del Tesoro era poca.

"Los volúmenes están un poco deprimidos esta mañana. Hemos visto que los bonos del Tesoro se estabilizan en un rango, por lo que no hay mucha acción", dijo Gennadiy Goldberg, estratega de renta fija de 4Cast Inc.