El representante de la Corporación Andina de Fomento (CAF) en Bolivia, Emilio Uquillas, dijo que el tiene “músculo” para enfrentar los posibles impactos de la crisis económica internacional, marcada por la incertidumbre que atraviesa el mercado de Estados Unidos y la Unión Europea.

“La posición de Bolivia es sólida, es fuerte: en lo fiscal, en lo macro, en lo monetario. Yo creo que hay músculo para poder enfrentar la situación internacional”, dijo a la ABI. El funcionario de la CAF puso de relieve las medidas de protección de la economía boliviana que anunció el martes el gobierno, frente a los efectos que desatará la crisis financiera internacional.

La estrategia gubernamental contempla medidas relacionadas con la diversificación de la producción, potenciamiento del mercado interno, ampliación del gasto fiscal y política monetaria. “Por ejemplo, la diversificación productiva creo que es una decisión de lo más acertada en este momento para no depender solamente de pocas materias primas y de lo que ocurre en los precios para la generación de ingresos del país. Yo creo que ésa es una orientación que le va a hacer bien al país”, argumentó Uquillas.

Además de las medidas anticrisis anunciadas por el Ejecutivo, la ministra de Desarrollo Productivo, Teresa Morales, dijo este miércoles que se destinarán US$2.000 millones para proyectos productivos.