CAF –banco de desarrollo de América Latina- realizó una transacción pública en el mercado de bonos por US$1.000 millones, a una tasa de 1,5% con un plazo de tres años.

Los bancos colocadores fueron Bank of America, Deustche Bank y HSBC.

Según informó la CAF, la emisión fue altamente demandada por bancos centrales, organismos oficiales, tesorerías de bancos y gestores de
fondos a nivel global, en EE.UU., Europa, Asia y América Latina.

Se señaló que la demanda total fue por aproximadamente US$2.100 millones con la participación de 90 inversionistas.

La entidad regional indicó que "esta operación representa un avance importante en la estrategia de diversificación y cambio de la naturaleza de la
base de inversionistas de CAF, como resultado de las mejoras de calificación obtenidas recientemente".

En este sentido recordó que en 2014, las agencias Fitch Ratings, Moody’s y Standard & Poor's, ratificaron las calificaciones de AA- / Aa3, así como
la perspectiva estable de las mismas.