La Paz, Xinhua. La Corporación Andina de Fomento-Banco de Desarrollo de América Latina y el Banco Interamericano de Desarrollo se constituyeron en los principales acreedores de la deuda externa boliviana, con el 57,8% del total, señaló un informe del Banco Central de Bolivia (BCB).

Los datos divulgados por el BCB son de abril del presente año, y señalan que el saldo de la deuda externa pública a corto, mediano y largo plazo alcanzó US$4.208,8 millones.

La cifra significa una disminución de US$72,7 millones con respecto a diciembre de 2012, cuando la deuda alcanzaba US$4.281,5 millones.

El Banco Central informó que la estructura de la deuda externa de mediano y largo plazo muestra la alta participación de los organismos multilaterales con US$3.020 millones, que representan el 71,7% del total de la deuda externa boliviana.

En porcentajes, el primer organismo acreedor de Bolivia es el CAF, que acapara el 35,7% de los préstamos. Le siguen el BID con 22% y el Banco Mundial (BM) con el 10,4%.

El ministro de Economía de Bolivia, Luis Arce Catacora, dijo a la agencia Xinhua que Bolivia tiene suficiente sustento económico, como lo expresan las Reservas Internacionales Netas (RIN) que llegaron hasta abril a US$14.100 millones, de acuerdo con cifras del BCB.

Estas reservas le permiten al gobierno boliviano garantizar los créditos, además de su calificación de ingreso medio y reconocimiento internacional.

Además, subrayó que el país ha mostrado estabilidad e indicadores macroeconómicos sanos en los últimos años, lo cual genera confianza a nivel internacional, como sucedió en el mercado financiero cuando se pudieron colocar bonos de deuda por 500 millones de dólares.

El Banco Mundial había indicado anteriormente que Bolivia, por su estabilidad macroeconómica y sus ingresos, ya puede acceder a los créditos no concesionales que otorga el BM a países con niveles de ingreso medio.

Deuda bilateral. En cuanto a los acreedores bilaterales, éstos tienen una participación porcentual del 16% del total de la deuda, siendo el más importante la República Popular China, con 7,7%.

Al 31 de diciembre de 2011, la deuda con China registraba US$170,8 millones, y a abril de esta gestión el monto aumentó hasta llegar a US$323,9 millones.

En los últimos años el país asiático participa de manera activa en Bolivia mediante créditos e inversiones en sectores como hidrocarburos, minería, implementación de factorías, computadoras, la construcción del satélite Túpac Katari, helicópteros, taladros y aviones, entre otros.

La deuda con Venezuela es de 3,8%, la cual se ha reducido de manera muy importante.

Le siguen Brasil (US$93 millones), Alemania (US$53,7 millones), Corea del Sur (US$19,9 millones), España (US$15,3 millones), Francia (US$7,6 millones), Argentina (US$5,2 millones) e Italia (US$4,3 millones).

El informe señala, además, que los acreedores privados tienen una participación de 12%, y se originan en la emisión de Bonos Soberanos efectuada en octubre de 2012 por el Estado Plurinacional de Bolivia por US$500 millones.

Interese. Por la deuda externa multilateral y bilateral que ha asumido Bolivia con los distintos organismos y países, debe pagar anualmente US$300 millones, destacó un informe del Ministerio de Economía.

"Pagamos unos US$300 millones a los organismos internacionales por intereses y créditos que otorgan a Bolivia, entre ellos la Corporación Andina de Fomento (CAF), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), además de otros países financiadores externos", reconoció el ministro Arce.

De acuerdo con Arce Catacora, en el gobierno del presidente Evo Morales no se ha adquirido toda esa deuda externa, sino que se contrajo en gobiernos pasados.

Deuda mínima con Venezuela. El ministro de Economía destacó que la deuda con Venezuela representa sólo el 3,8% del monto total contraído, y que es el Tesoro General del Estado el que patrocina el programa "Bolivia Cambia, Evo Cumple".

Arce Catacora detalló que la deuda externa acumulada con Venezuela representa en la actualidad alrededor de US$159,3 millones, es decir, el 3,8% del monto total contraído por Bolivia con acreedores internacionales.

De esa manera, el ministro refutó las versiones que sugerían que existía una supuesta dependencia económica de Bolivia con Venezuela para impulsar distintos proyectos sociales.

El analista económico Marco Luis Ballivián explicó que este comportamiento de la deuda está controlado, y que el gobierno de Evo Morales es el que menos endeudó a Bolivia respecto a los que estuvieron en las gestiones que le antecedieron.

Además, destacó que los dos países que se han consolidado como los mejores "socios crediticios" son China y Venezuela, pues son las naciones que más créditos otorgaron al país.

De acuerdo con datos del BCB, China se constituyó en el primer acreedor de la deuda bilateral, merced a los últimos acuerdos bilaterales y a la apertura del país asiático.

Según el analista económico, el principal argumento para que un país contraiga una deuda es conservar los recursos propios y recibir recursos externos para explotar, procesar o producir nuevos bienes y servicios.