Washington. Los costos de salud en Estados Unidos representarán el 19,8% del gasto nacional en el 2020, desde 17,6% en 2009, y el gobierno pagará una mayor porción del total, dijeron el jueves investigadores.

El reporte, publicado online por la revista Health Affairs, realizó una proyección del gasto en salud hasta el año 2020. Los investigadores estimaron que la porción que deberá afrontar el gobierno pasará del 45% actual al 49% en nueve años.

El aumento se explica en parte por el porcentaje de las 30 millones de personas que obtendrán cobertura a través de la ley de reforma de salud del presidente Barack Obama, que se unirán a los programas del gobierno.

De acuerdo al reporte, el crecimiento anual promedio del gasto nacional de salud será del 5,8%, o 0,01 punto porcentual más de lo que sería sin la Ley de Salud Accesible, superando el crecimiento anual del PIB.

"Proyectamos una caída de la porción de dinero que saldrá del bolsillo (de los consumidores), pero eso no significa que la carga del consumidor se reducirá sustancialmente", dijo Sean Keehan, economista de los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS por su sigla en inglés) del gobierno y coautor del reporte.

"Sobre todo porque estimamos que el gasto en salud crecerá a un ritmo mayor que el crecimiento económico y los ingresos personales disponibles", agregó.

En 2010, los investigadores estimaron que el gasto en salud creció a una tasa históricamente baja del 3,9%, a US$2,6 billones. La estadística fue atribuida a la debilidad de la economía, que ha llevado a muchos consumidores a demorar el tratamiento médico.

El gasto crecerá a mayor velocidad en el futuro, fomentando las preocupaciones en torno a cómo reducir el déficit, un tema que está siendo ferozmente debatido entre los legisladores de cara a un plazo para elevar el límite de deuda del gobierno.

El mayor incremento del gasto en salud se daría en el 2014, cuando los CMS pronostican un alza del 8,3% debido a que la nueva ley ya estará implementada.

El reporte estimó que el gasto crecerá a un promedio del 6,2% anual entre 2015 y 2020.

Además, se prevé que grandes empleadores con empleados que ganan salarios bajos dejarán de ofrecer cobertura de salud en 2014. Alrededor de 13 millones de trabajadores podrían tener que recurrir a otras aseguradoras o inscribirse en Medicaid, según Rick Foster, actuario de los CMS.

El aumento del acceso a la cobertura de salud también explica la alta tasa de crecimiento, debido a que con un mayor acceso se produce una mayor demanda.

Los investigadores estimaron que las visitas a especialistas, los servicios clínicos y la prescripción de fármacos serán algunas de las áreas de mayor crecimiento a raíz de la edad comparativamente joven de la nueva población asegurada.

El reporte indicó que los pacientes más jóvenes tienden a necesitar cuidados menos intensos.