Lima. La calificación crediticia del Perú podría mejorar con la reducción de la brecha de ingresos y el fortalecimiento de las instituciones, señaló el banco de inversión Credit Suisse.

El economista para Perú del banco de inversión Credit Suisse, Juan Lorenzo Maldonado, indicó que recientemente Fitch Ratings ratificó la calificación de la deuda soberana del Perú en moneda extranjera a largo plazo en BBB+, con perspectiva estable.

Según Fitch, las principales cualidades que apoyaron la calificación del Perú fueron la coherencia de la política económica del Perú y la credibilidad, además de la fortaleza fiscal y la flexibilidad del financiamiento externo.

Fitch destacó que estos factores compensan el hecho de tener una alta dependencia de los precios de los productos básicos, una baja base de ingresos y débiles indicadores de desarrollo humano.

"No obstante, los factores que podrían tener un impacto positivo en la calificación están vinculados a una reducción de la brecha de ingresos, la mejora de los saldos fiscales y externos, y el fortalecimiento de las instituciones", manifestó Maldonado.

Asimismo, advirtió que los factores que podrían afectar negativamente a la calificación son un descenso sostenido en los precios de las materias primas y un mayor deterioro de los saldos fiscales y externos.

Igualmente, añadió, afectarían a la calificación eventuales decisiones de política económica que podrían perjudicar las perspectivas de crecimiento y de inversión.

Sostuvo que la ratificación de la calificación del Perú de parte de Fitch está en línea con lo que tenían previsto para el corto plazo y es similar a la otorgada por Standard & Poor’s al país.

Anotó que la agencia calificadora de riesgo Moody’s Investors Service tiene actualmente una calificación de A3 para el Peru, superior en una escala a las asignadas por Fitch Ratings y Standard & Poor’s.