Montevideo. La calificadora de riesgo canadiense DBRS anunció que elevó la nota de la deuda uruguaya a largo plazo a “BB” desde “BB-”, tanto en moneda extranjera como local, según informó un comunicado publicado este jueves en la página web del Ministerio de Economía y Finanzas. La perspectiva de dicha nota es “estable”.

La agencia fundamenta esta decisión de mejorar la calificación de la deuda soberna de Uruguay en “el sostenido crecimiento que ha venido mostrando la economía uruguaya en los últimos años, el sólido sistema financiero, la disciplina fiscal, el manejo adecuado de la deuda pública y el alto nivel de inversión extranjera directa, en un contexto de estabilidad política y prudente manejo macroeconómico”.

“Pensamos que Uruguay merece esta mejora debido a la sólida performance económica durante la crisis financiera internacional. Además, el compromiso político para realizar un prudente manejo macroeconómico y un alto nivel de Inversión Extranjera Directa (IED), está transformando al sector exportador y elevando la perspectiva de crecimiento económico de largo plazo”, dijo Michael Heydt, analista financiero senior de bonos soberanos.

Heydt puntualizó que la economía uruguaya “creció 8.5 % en 2008 y 2.9 % en 2009, siendo una de las que mejor performance tuvo en la región”.

DBRS sostuvo que “la mayor flexibilidad cambiara, elevadas reservas internacionales y un sistema financiero bien regulado contribuyeron para capear la crisis financiera internacional”.

Destacó que la realización de ajustes en la cuenta corriente amortiguó el impacto de la crisis en el sector real de la economía y ayudó a preservar la competitividad.

También hizo referencia a que el sistema financiero permaneció altamente capitalizado con una base de depósitos estables y un bajo nivel de morosidad, a diferencia de lo que sucedió en 2002.

DBRS destacó además como puntos positivos el mayor dinamismo del mercado laboral, la disciplina fiscal y una adecuada administración de los pasivos.

El anuncio se dio a conocer un día después de que el ministro de Economía y Finanzas, Fernando Lorenzo, comentara durante el llamado a sala realizado por el senador Luis Alberto Lacalle que las calificadoras suelen ser injustas con Uruguay porque a pesar de que el país mejoró sus indicadores mantienen su calificación por debajo de países más endeudados que Uruguay.