Nueva York. Standard & Poor's advirtió el miércoles que podría rebajar la calificación de crédito de la Unión Europea y de grandes bancos de la zona euro si se concreta un recorte masivo a las notas de los países del bloque de moneda común.

S&P dijo el lunes que podría rebajar la calificación a casi todos los países de la zona euro si los líderes de la UE no logran acordar una solución para la crisis de deuda de la región durante la cumbre del viernes.

La posible rebaja a la Unión Europea no tiene impacto sobre las notas de otros países del bloque que no son parte de la zona euro, dijo un portavoz de S&P. Sin embargo, la medida podría aumentar los costos de endeudamiento de la UE, haciendo más caro el financiamiento de programas de ayuda para sus estados miembros.

S&P puso la calificación de crédito AAA de la Unión Europea en panorama negativo, destacando que los miembros de la zona euro, o los países que son parte de la unión monetaria de la región, contribuyeron con cerca de un 62 por ciento del total de los ingresos presupuestados para la UE en el 2011.

"Nuestra revisión se concentrará en la capacidad financiera de los estados miembros de la zona euro para apoyar el pago de deuda de la UE si la institución enfrenta un período de aflicción financiera", dijeron los analistas de S&P Frank Gil y Moritz Kraemer en un reporte.

Si se recorta la calificación a los países de la zona euro, la Unión Europea podría ver un recorte de un nivel a su nota, agregaron.

La Unión Europea y la Comunidad Europea de la Energía Atómica piden prestado a los mercados de capitales bajo un programa conjunto para emitir hasta 80.000 millones de euros en pagarés a mediano plazo para financiar a los estados miembros mediante diversos canales.

En un nuevo anuncio después de la advertencia que realizó el lunes, S&P dijo que algunos de los grandes bancos de la zona euro, como BNP Paribas y Deutsche Bank, podrían sufrir una rebaja de calificación luego del posible recorte a la nota de los países de la zona euro.

Las advertencias de recorte de calificación de S&P a países clave de la zona euro ha aumentado la presión sobre los funcionarios europeos para que hallen una solución a la crisis de deuda pronto.

La medida motivó fuertes críticas de los gobiernos de la zona euro, que acusan a las agencias de entrometerse demasiado en el proceso político. Pero muchos participantes del mercado dieron la bienvenida al anuncio, diciendo que al indicar más claramente sus decisiones, las agencias de calificación de deuda están reduciendo la incertidumbre del mercado.

"(Las agencias) se convirtieron en activistas y se volvieron proactivas", dijo Enrique Alvarez, jefe de estrategia en IDEAglobal. "En las crisis anteriores, no creo que las agencias de calificación de deuda hubiesen estado dispuestas a entregar tanta información a los mercados como lo están haciendo ahora", agregó.