La agencia calificadora Fitch Ratings elevó la calificación de la perspectiva de la deuda de Colombia de estable a positiva, informó el Ministerio de Hacienda y Crédito Público del país andino.

El cambio se debe al proceso de consolidación fiscal y también al dinamismo del crecimiento de la economía que ha permitido la reducción en los niveles de endeudamiento de Colombia.

En el frente externo, la agencia resalta el proceso de acumulación de reservas internacionales y su efecto en el fortalecimiento de la posición externa de Colombia, el cual de hecho podría a convertir a Colombia en acreedor soberano externo neto al cierre del 2013.

Indica, además, que aunque la economía presentó una menor dinámica económica en 2012 respecto a lo observado en 2011, el crecimiento promedio de los últimos cinco años fue mayor que el de países con una calificación superior.

También resalta el compromiso de Colombia frente a problemas de carácter estructural a través de las diferentes reformas llevadas a cabo durante el actual Gobierno como es el caso de la recientemente aprobada Reforma Tributaria.

Confía en que las autoridades económicas continúen dando un manejo adecuado al ciclo positivo del sector minero-energético, "reduciendo así las vulnerabilidades tanto fiscales como externas".

Por su lado, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, resaltó el cambio de la perspectiva de la economía colombiana, de estable a positiva, por parte de la agencia Fitch Ratings.

Según Santos, "eso quiere decir que ya se está ambientando una posible mejora a la propia calificación de nuestra economía, de nuestros bonos soberanos".

Fitch mantiene en BBB- la calificación de la deuda soberana de Colombia en moneda extranjera, primer escalón del grado de inversión.

El año pasado otra calificadora internacional, Standard & Poor, revisó la perspectiva de Colombia de estable a positiva, lo que significa grado de inversión.