La Cámara de Anunciantes del Paraguay (CAP) plantea que los trabajadores paraguayos sean remunerados de acuerdo a su productividad y no estar atados a un salario mínimo, que muchas veces es insuficiente. El gremio asegura que la productividad beneficia a toda la economía.

Al respecto, el titular de la cámara empresarial, Carlos Jorge Biedermann, insistió en que los trabajadores deben ganar salarios que guarden relación con su productividad y no limitarlos a un salario mínimo que también es aprovechado por empresarios inescrupulosos para no pagar lo que realmente se merecen.

Al respecto, anunció que el gremio traerá, en una fecha a confirmar, expertos internacionales para evaluar en qué medida el sector laboral de nuestro país es productivo, y posteriormente proponer las herramientas para mejorar la situación. “De todas maneras, hoy día la gente que se capacita, que trabaja bien, que es leal con su empresa, generalmente ya está ganando mejor que muchos, y siempre tiene la posibilidad de ir mejorando. “Un salario mínimo obligatorio ‘beneficia’ a poca gente y perjudica a muchos que no están en el sistema previsional y del actual esquema salarial, causando efectos indeseados sobre la economía, como la pérdida del valor del dinero, y genera inflación”, expresó el dirigente.

Sobre el punto, añadió que en países como el nuestro, donde hay poca gente capacitada, esto debería verse como una gran oportunidad, ya que la gente que quiere trabajar, que está bien preparada, actualizada, especializada, siempre tiene la oportunidad de conseguir buenas opciones laborales, en empresas formales que privilegian a su fuerza laboral.

Escasa preparación

Al respecto, advirtió que los que no están suficientemente preparados son los que lamentablemente están expuestos a los especuladores que, sin dudas, se aprovechan y se aprovecharán de las necesidades o debilidades de los trabajadores, subcontratando, incumpliendo las reglamentaciones laborales o de la seguridad social, perjudicando también a las empresas formales que sí cumplen y compiten en un mismo escenario en desigualdad de condiciones.

“Los trabajadores paraguayos deben comenzar a percibir sueldos o salarios por lo que valen, por lo que producen, por lo que saben hacer efectivamente; por el valor agregado que su trabajo brinda a la empresa; esto es fundamental en la ética empresarial y en la ética de las relaciones laborales”, subrayó Biedermann.