La Ley Antievasión será "un parche mas" y no una herramienta efectiva para solucionar los problemas tributarios de Honduras, indicó el director de la Cámara de Comercio e Industrias de Tegucigalpa (CCIT), Mario Bustillo.

Una fuente de la Dirección Ejecutiva de Ingresos (DEI) señaló que en breve se tendría una reacción a los señalamientos efectuados por los empresarios que arremeten en contra del nuevo proyecto.

Bustillo recordó que el pasado viernes 15 de abril del presente año participaron en una reunión informativa con técnicos de la Secretaría de Finanzas donde se les presentó el anteproyecto de la normativa a ser elevado en los próximos días al Congreso Nacional para su pronta aprobación.

Para el ejecutivo esta legislación reforma algunos artículos de Código Tributario, pero dista de convertirse en una herramienta efectiva que frene la evasión fiscal. En cambio, continuó, nuevos artículos incorporados a este anteproyecto dejan preocupación e incertidumbre en el sector privado del país.

Bustillo señaló que en el marco de esta legislación se estará nombrando como agentes retenedores o recaudadores a "terceros". "No sabemos qué buscan la DEI y Finanzas con esto", dijo. Nos ejemplificaron en su momento, continuó, que si yo le adeudo una equis cantidad a un proveedor y este posee una cuenta pendiente con el fisco, la DEI tendrá la facultad de solicitarme que el referido monto les sea entregado a la hacienda pública, antes que al proveedor. "Estas cosas funcionan mediante una orden judicial, pero con esta ley se busca empalmar esta situación", indicó.

"En esta ley, de igual manera, se ordena brindarle a la DEI acceso total a los programas informáticos de contabilidad de las empresas", indicó.

En el numeral 10 del artículo 43 del anteproyecto se ordena a los contribuyentes permitir la utilización de programas utilitarios de aplicación en auditoría tributaria de propiedad de la DEI, en los servicios de computación del contribuyente o de terceros, cuando no obstaculice el normal desarrollo de la actividad del contribuyente.

Los empresarios cuestionan este procedimiento porque puede presentar problemas con sistemas de información, ya que obliga a mantener vigentes sistemas que tal vez ya fueron reemplazados por otro y por ende se dejo de pagar licencias.

Además consideran que no se puede entregar el software a la DEI porque se utiliza por licencias y no es práctico entregar el equipo de computación y tampoco es seguro. Estiman que también es un riesgo porque pueden copiar la información o simplemente dañarla por virus.