Ciudad de Guatemala. Entre el año 2012 y el 2013 se aplicaron modificaciones al impuesto sobre la renta (ISR) y al régimen de pequeños contribuyentes del IVA en Guatemala.

El régimen de pequeño contribuyente del impuesto al valor agregado (IVA) paga el 5% sobre el total de la factura emitida y no están afectos al ISR.

Sin embargo, luego de las modificaciones, aunque la tasa se mantiene, la factura ya no genera crédito fiscal para que pueda ser reclamado al fisco.

Esto ocasionó que algunas empresas exigieran a sus proveedores inscribirse en el régimen general del IVA, gravado con 12%, y que automáticamente, según las leyes, los obligara a registrarse para el pago del ISR.

En otras casos, los contadores fueron quienes recomendaron cambiarse de régimen.

Lucía Aguilar, contadora de Soluciones GT, refirió que con esa decisión el contribuyente pasó de pagar 5% del IVA sobre su facturación, a pagar 17% de impuestos, ya que debe cumplir con el 12% del IVA en el régimen general y 5% del ISR, si eligió el régimen opcional simplificado. Si los ingresos pasan de ese monto, se debe pagar 7% en 2014.