Aunque para las elecciones presidenciales de abril próximo en Perú se presentan cuatro candidatos, todos de una u otra forma continuarían con postura macroeconómica pro mercado, tal cual lo ha hecho hasta ahora el gobierno de Alan Garcia.

Esta tesis se plantea en un artículo de Financial Times, según publica El Comercio. De acuerdo con la publicación londinense que cita al investigador asociado de la Universidad de Oxford, John Crabtree, la posibilidad de que ello ocurra se interpretaría como una opción ´amigable`.

"Incluso si se llegara a disputar una segunda vuelta electoral -lo que no está garantizado- las posiciones pro mercado cerrarían filas contra la única opción que no lo es”, explica Crabtree refiriéndose al partido Nacionalista de Ollanta Humala. A renglón seguido indica que, “se repetiría un poco lo que pasó en las elecciones del 2006”.

Cabe mencionar que las otras candidaturas para la primera magistratura son la de Keiko Fujimori, Alejandro Toledo y la de Luis Castañeda.

Pero el académico de Oxford, repara en que para cualquier nombre que salga elegido, "Es necesario atender la dimensión social del gobierno, invertir más en ello [...], no solo porque es ético, moral y justo, si no para darle sostenibilidad al crecimiento económico [...]; si el Perú puede crecer 15 años a tasas de 7%, el Perú será imparable”, afirma Crabtree.

Retomando la línea macroeconómica, el artículo señala que ésta estabilidad es un activo preciado en la nación andina, precisamente porque les ha costado mucho alcanzarla.

Respecto de las amenazas que podrían afectar al país, se indica que podrían venir desde el exterior, aun cuando en coyunturas extremas como la crisis global que contrajo las economías nacionales, Perú logró crecer en 2009 un 1%.