Lima, Andina. Los países de la Comunidad Andina (CAN) aprobaron este viernes doce indicadores de vulnerabilidad financiera que les permitirán monitorear conjuntamente las fortalezas y debilidades de su sistema financiero, así como también detectar oportunamente eventuales situaciones de riesgo y vulnerabilidad, informó este organismo subregional.

Estos indicadores más una metodología común de aplicación, aprobados por la Comisión de la CAN, podrán ser utilizados por los bancos centrales, entidades reguladoras y analistas del sector privado, y servirán de base para la emisión de recomendaciones de política.

Los indicadores aprobados son: Depósitos Totales / Producto Bruto Interno (PBI), Créditos Totales / PBI, Depositantes / Población Total, Capital Regulatorio / Activos y contingentes ponderados por riesgo, y Capital contable / Activos Totales.

También Cartera pesada / Cartera Total, Distribución sectorial de la cartera, Rentabilidad sobre activos, Rentabilidad sobre capital contable, Gastos operacionales / Margen financiero neto, Liquidez a corto plazo, e Intermediación Financiera.

Informó que con la aprobación de esta norma comunitaria se completa el paquete de indicadores que fortalecerá la convergencia macroeconómica que impulsa el Consejo Asesor de Ministros de Hacienda o Finanzas, Representantes de Bancos Centrales y Responsables de Planeación Económica de la CAN, a través del Grupo Técnico Permanente (GTP).

Los países miembros de la CAN han avanzado en la armonización de políticas macroeconómicas mediante la definición de criterios de convergencia en materia de inflación, política fiscal y de endeudamiento público.

También en la aprobación de indicadores cuyo análisis es incluido en los Programas de Acciones de Convergencia (PAC), y son objeto de seguimiento por parte GTP en sus informes periódicos.

Los indicadores adoptados se suman a los 20 Indicadores Socioeconómicos adoptados mediante la Decisión 753, en mayo del 2011; y a los 19 Indicadores de Vulnerabilidad Macroeconómica Fiscal y Externa adoptados mediante la Decisión 704, en diciembre del 2008, y Decisión 731, en enero del 2010.

Para la definición de estos indicadores se contó con el apoyo financiero de la CAF.