Ottawa. La tasa de inflación básica anual de Canadá se desaceleró de manera inesperada en junio, mientras que la tasa de inflación general disminuyó a su mayor ritmo desde noviembre de 2009, luego que los precios de la gasolina cayeran por primera vez desde octubre.

Las benignas cifras de inflación dan espacio al Banco de Canadá para subir las tasas de interés de manera gradual.

El IPC básico descendió 0,1% mensual en junio tras aumentar 0,3% en mayo, con lo que la tasa anual declinó del 1,8% al 1,7%, informó el viernes la agencia de estadísticas de Canadá.

La tasa de inflación básica excluye los costos de ocho componentes volátiles, entre los que figuran los precios de la energía y de algunos alimentos.

En tanto, el IPC general cayó 0,1% mensual tras subir 0,3% en el mes previo, mientras que la tasa anual se desaceleró del 1,4% al 1,0%.

El mercado esperaba que la tasa de inflación básica subiera al 1,9% interanual y que la cifra de inflación general aumentara al 1% respecto de un año antes.

En la comparación mensual, el mercado esperaba un alza de 0,1% para la inflación básica y que el índice general no registrara cambios.