La Alianza del Pacífico se encuentra en un período de consolidación, manifestó la canciller Ana María Sánchez, quien destacó la importancia de que la décima cumbre de este bloque de integración se efectúe en el país, pues –aseveró– el Perú recibirá la Presidencia Pro Témpore, responsabilidad que ejercerá durante un año.

Al referirse a la publicación del decreto supremo que declara de interés nacional la cita, la titular de Torre Tagle expresó que “las cumbres anuales de la Alianza del Pacífico son una excelente oportunidad para que nuestros jefes de Estado evalúen los avances realizados en el último año por los diversos órganos del bloque, en especial sus grupos técnicos, y emitan, asimismo, nuevos mandatos para continuar fortaleciendo a nuestro mecanismo de integración”.

Evaluación. A cuatro años de haberse lanzado en el Perú el bloque que integran, además, Colombia, Chile y México, precisó que “nos encontramos en un período de consolidación de la Alianza del Pacífico, en el que los ministros y viceministros de los cuatro países estamos constantemente reflexionando sobre mandatos e iniciativas que permitan iniciar una nueva generación de acuerdos, para elevarlos a nuestros presidentes”.

La ministra de Relaciones Exteriores, en declaraciones dadas al diario El Peruano, destacó que muy pronto entrará en vigencia el Acuerdo Marco de la Alianza del Pacífico y que los países realizan los máximos esfuerzos para que el Protocolo Adicional Comercial entre en vigencia lo antes posible.

Ambas herramientas, explicó, “fortalecerán nuestra institucionalidad y permitirán proyectar a la Alianza del Pacífico aún más, al considerar que, con la entrada en vigor del Protocolo, se verá liberalizado el 92% del comercio entre los cuatro países miembros, además de los logros ya obtenidos durante estos cuatro años.

Mercado. Recordó que la Alianza del Pacífico representa la octava economía mundial con un mercado de 215 millones de habitantes y que está constituida por países con un destacado desempeño económico en la región.

Este hecho, refirió, es reconocido en los principales índices económicos mundiales y es un excelente sustento para seguir profundizando sus cuatro pilares: la libre circulación de bienes, servicios, capitales y personas.