“Las declaraciones del presidente francés son exageraciones y excesos que son inadmisibles tanto en la calificación como en la amenaza”, dijo el canciller Luis Almagro, quien junto al ministro de Economía Fernando Lorenzo informó sobre la reunión de este lunes. “Hicimos un repaso tranquilo y calmo de la situación planteada con Francia a raíz de las declaraciones del presidente francés Sarkozy”, agregó.

Para Almagro existió un “error en la conceptualización” de Uruguay. Señaló como ejemplos el acuerdo que se tiene con el país galo por intercambio de información bancaria y que no aparece en ninguna lista gris o negra que tiene Francia al respecto.

“Para ese país Uruguay no significa un problema, y tampoco lo es para el G-20 que hace referencias generales a las 11 jurisdicciones y las necesidades de que las mismas tomen medidas”, comentó. Agregó que es “inadmisible” la idea de que Uruguay se aparta de la comunidad internacional.

Por su parte, el ministro de Economía Fernando Lorenzo expresó que “Uruguay no es un paraíso tributario” y dio argumentos al respecto. “Uruguay está bien apartado de cualquier calificativo de ese tipo”, señaló.

Sostuvo que el “ordenamiento tributario” deja a Uruguay “muy a resguardo” de cualquier calificación de paraíso fiscal, como había indicado el presidente francés.

Lorenzo destacó el “largo camino” recorrido por el país con cambios a nivel jurídico para participar de manera más activa en cooperación internacional. Otro punto que resaltó fue la adaptación en el sistema tributario hecha en 2007 para asegurar que no quedaran “vacíos” que pudieran ser aprovechados por personas de otros países que pudieran ser utilizados para escapar al control tributario. El tercer punto que destacó fue los acuerdos que ha logrado Uruguay en los últimos años para eliminar la doble tributación y facilitar el intercambio de información.

“La definición de paraíso fiscal es absolutamente inconsistente, es inconsistente nuestra calificación como paraíso fiscal. Nuestro ordenamiento tributario, nuestra normativa, el conjunto de aspectos que hacen a la estructura del sistema tributario (…) nos deja muy a resguardo de cualquier definición conocida sobre estas cuestiones. Uruguay no es un paraíso tributario, simplemente porque verifica las condiciones que configuran un paraíso fiscal”, expresó Lorenzo. Agregó que con las declaraciones de Sarkozy se está “violentando” a Uruguay.

Los ministros indicaron que en el encuentro se le dio a entender que dicho país no tiene la visión de Uruguay que expresó Sarkozy, “en el sentido que no integra ninguna lista negra o gris”. También se consultó en rueda de prensa sobre las informaciones surgidas en Argentina en las que se señala que la presidenta Cristina Fernández pidió en el G20 –antes de los dichos de Sarkozy- que se tomarán medidas contra las “guaridas fiscales”, tal como informó el canciller argentino Héctor Timerman. “No tenemos que estar adivinando demasiadas cosas”, dijo Lorenzo al responder. “El posicionamiento argentino respecto temas de evasión o fraude fiscal es muy claro, entonces una posición de cooperación también es muy claro”, indicó.