El jefe del gabinete del gobierno argewntino, Jorge Capitanich, sostuvo que "nos encontramos solos en una disputa contra grupos económicos poderosos, que pretenden establecer un sistema de precios absolutamente inconveniente para los consumidores".

El secretario de Estado anunció que el lunes próximo habrá una reunión con la cámara que aglutina a las empresas comercializadoras y exportadoras de cereal, para hacer un análisis sobre la proyección de liquidación de valores exportables. 

Dijo que el gobierno calcula que existen 8 millones de toneladas de cereal acopiado en silos, sin vender, que equivalen a US$3.500 millones, concentrados en grandes productores y exportadoras, "ya que los pequeños productores no tienen espalda financiera para el acopio y venden su producción".

Capitanich sostuvo que el gobierno cree que dada la previsibilidad de la política cambiaria, "se dan las condiciones técnicas para que los agentes económicos decidan el proceso de liquidación de exportaciones".

El jefe de gabinete calificó como "contradictorias" las declaraciones de los dirigentes agropecuarios que "cuando vieron la política cambiaria dijeron al principio que beneficiaba a los productores pero después, parece que de otra usina ideológica les recomendaron otro discurso, y ahora se oponen".

"Vamos a desmitificar la contradicción: si este tipo de cambio no alcanza porque aumentan los insumos importados, otro tipo de cambio, más alto, tampoco les alcanzará porque se trasladará a los precios de los insumos", dijo Capitanich.