El líder de oposición venezolano, Henrique Capriles, realizó una asamblea popular en Mérida en que denunció la alta inflación y el desabastecimiento. El gobernador aseguró que el pueblo tiene que organizare para que esta situación cambie.

"El pueblo tiene que organizarse para que esta situación cambie", señaló este sábado el gobernador de Miranda,Henrique Capriles Radonski, durante una asamblea popular efectuada en Mérida, donde denunció los problemas de alta inflación , desabastecimiento e ineficiencia gubernamental que aquejan a los venezolanos.

"Ahora dicen que todo el mundo tiene aire acondicionado (...) con esas excusas tratan de tapar la incapacidad y la ineficiencia", señaló el líder de la oposición, quien el día anterior visitó San Cristóbal.

Capriles R. advirtió que al ritmo que va, la inflación cerrará este año sobre el 30%, y denunció que el desabastecimiento de productos de primera necesidad supera en algunos casos el 50%.

"Ahora nos quieren hacer creer que los venezolanos estamos comiendo mucho y que ahora todos somos gordos", dijo el mandatario regional, al rechazar las versiones oficiales, según las cuales el desabastecimiento es producto de compras nerviosas o acaparamiento .

Capriles Radonski denunció que el modelo económico de la administración Chávez llevó al país a importar "hasta el café". "Si usted tiene que importar todo pero no hay recursos en divisas, escasean los productos y la demanda es mayor que la oferta".