La inflación en México ha llegado a su nivel máximo y comenzará a registrar una tendencia descendente para ubicarse cerca del objetivo del Banco de México (Banxico), de 3.0% más/menos un punto porcentual en unos meses, aseguró el banquero central Agustín Carstens.

Este indicador cerró junio en un nivel de 6.3%, el más alto de los últimos ocho años. Sin embargo, con la adecuada implementación de la política monetaria volverá a ubicarse en el rango objetivo a principios del próximo año, según el gobernador del banco central.

“Creo que no estamos muy lejanos de que veamos el nivel más alto de la inflación y que entremos en una tendencia clara descendente. Cuando menos, con base en la información al día de hoy, es muy factible que la inflación ya haya llegado a su nivel máximo, ya tocó techo”, dijo.

Al ser entrevistado en el marco del True Economic Talks, que organiza Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CESP), Carstens recordó que la política monetaria del Banco de México tiene un efecto rezagado en la inflación, de ahí que a pesar de los aumentos en la tasa de interés de referencia este indicador siga por arriba de los seis puntos.

No obstante, dijo que una tasa de referencia en 7.0%, como está actualmente, permitirá alcanzar la meta de inflación del banco central a principios del próximo año.

“En nuestro último comunicado, la mayoría de la junta pronunció que es probable que el nivel de tasas que tenemos hoy en día sea congruente con la convergencia al 3.0%. Lo que nosotros anticipamos es que esa convergencia continúe y se acelere sobre todo al inicio del año entrante”.

Obviamente, dijo, el Banco de México va a seguir vigilante de los determinantes de la inflación y “actuaremos en la dirección que sea oportuna”.

En este sentido, Carstens descartó que el banco central mexicano vaya a tener una respuesta “mecanicista” al anuncio de política monetaria que efectúe la Reserva Federal Estadounidense (FED, por sus siglas en inglés).

Hay que recordar que será a finales de este mes cuando la Fed sostenga su siguiente reunión de política monetaria, en la que podría anunciar un nuevo aumento en sus tasas de interés, situación que a decir del gobernador de Banxico no determinará un movimiento en la tasa de referencia en México.

Cualquier decisión de política monetaria en México, “va a depender mucho de la coyuntura, digamos que el Banxico no va a tener una respuesta mecanicista, pero sí va a estar sustentada en un análisis muy cuidadoso por parte de la junta de gobierno”, aseguró.

Dijo que bajo cualquier escenario, lo que es importante es que no se pierda el ritmo del abatimiento de la inflación y consolidar el objetivo del Banco de México.

Recordó que la autonomía es importante para seguir trabajando.