Lima. Un tratamiento tributario igual para las bolsas que conforman el Mercado Integrado Latinoamericano (Mila) ayudaría a consolidar y potenciar el mercado, que tendría una capitalización bursátil de US$1.1 billones, señaló este miércoles la Cámara de Comercio de Lima (CCL).

El Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial (Iedep) de la CCL manifestó que con la incorporación de México al Mila, conformado por las bolsas de valores de Perú, Chile y Colombia, llevará a que se convierta en el mercado más importante de la región superando a Brasil en capitalización bursátil.

"En el 2013 la capitalización bursátil del Mila, ascendió a US$0.6 billones y con el ingreso de México se superaría a la plaza bursátil más importante de la región a la fecha, Brasil (US$1.07 billones)", señaló el director ejecutivo del Iedep, César Peñaranda.

Pero para ello tiene que haber un tratamiento tributario igual u homogéneo para las bolsas del Mila, dijo.

México decidió su incorporación al MILA en julio del 2013 y se estima que para el tercer trimestre de este año se inicie el proceso de integración, después de la aprobación de la reforma financiera y los cambios en su respectiva Ley del Mercado de Valores.

Asimismo precisó que el volumen negociado en los mercados integrantes del MILA durante el 2013 ascendió a US$0.74 billones, siendo las plazas más importantes Chile (59,2%), Colombia (35,1%) y Perú (5,7%).

En lo que respecta al número de empresas emisoras de acciones, como bloque asciende a 590 emisores, de los cuales 81 son colombianas, 227 chilenas y 282 son peruanas, mientras que en el caso de México se registran 482 empresas emisoras.

Desde mayo del 2012 a la fecha las operaciones acumuladas a través de la infraestructura del Mila alcanzaron los US$239.3 millones, con un total de 5,255 operaciones.

Los valores más negociados son los chilenos (78,8%), seguidos de los colombianos (15,6%) y los peruanos (5,7%).

Finalmente, sobre el tratamiento tributario, Peñaranda destacó que en el Perú existe una falta de equidad para los recursos financieros que se canalizan a través del sistema bancario (que no pagan impuestos) y el mercado de valores (que sí pagan impuestos).