El Sistema de Integración Centroamericano (Sica) solicitará a Estados Unidos US$900 millones para combatir el narcotráfico en la región, dijo el ministro de Seguridad, Óscar Álvarez.

"Centroamérica está proponiendo US$900 millones, en un inicio, para atacar el tráfico de drogas", remarcó. De forma oficial el Sica hará esta demanda entre el 22 y 23 de junio próximo con motivo de una conferencia internacional que se desarrollará en Guatemala. Esta será una reunión a la que asistirán países y organismos cooperantes, como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Mundial (BM) para indicarles en qué se quieren invertir los recursos.

Los fondos serían utilizados para 5 componentes: control del delito, rehabilitación, reinserción, prevención y fortalecimiento institucional.

Álvarez dijo que esta petición también será mencionada en la 41 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), como parte de la inquietud que Centroamérica quiere exponer para que quienes consumen y producen droga presten mayor colaboración para frenar este delito.

"Me parece a mí que esta violencia por el tráfico de drogas se debe en gran parte por el voraz apetito de estos países en la utilización de droga como ser la cocaína, entonces, lo menos que pueden hacer (Estados Unidos) es que nos apoyen", expreso.

"Si bien es cierto que ha habido ayuda de Estados Unidos, ha sido muy pequeña", subrayó, para luego rematar que "lo que nos han dado hasta ahorita es una gota de agua en un gran balde".

El tema principal de la asamblea de la OEA, que concluye este día, es la seguridad ciudadana en América y tras las deliberaciones en las plenarias se suscribirá el Acuerdo de San Salvador, que contendrá medidas unificadas para atacar la delincuencia organizada. Pormenorizó que en la asamblea también se diseñarán esquemas que permitan reforzar las instituciones estatales encargadas de legislar y proteger el bien público y privado como las secretarías de Seguridad, Defensa, Corte Suprema de Justicia y Ministerio Público.

Álvarez lamentó que Estados Unidos aprobó rápidamente US$500 millones para atacar militarmente Libia, pero la asistencia para la región centroamericana en el combate al narcotráfico es deficiente.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ofreció US$200 millones a la región para apoyar la lucha contra el crimen organizado.

Colombia es el país productor de cocaína, sustancia que en su mayoría es enviada a Estados Unidos, Centroamérica y el Caribe, ya que son pasos obligados para que la droga llegue a su destino.

Se calcula que más del 60% de la droga que genera Colombia para Estados Unidos pasa por Centroamérica, es decir unas 500 toneladas de cocaína. El ministro también criticó que "en los países consumidores se queda la droga y en la naciones de tránsito se quedan los muertos y las armas".

"El tema de la seguridad pone un costo adicional al tema de la pobreza, al tema del desarrollo, y es por eso que nosotros estamos muy preocupados".

También víctimas

"Nosotros no somos productores de droga, nosotros tampoco somos grandes consumidores, lamentablemente nuestro espacio geográfico nos hace ser, de alguna forma, un paso logístico de sur a norte", dijo el secretario de Sica, Juan Daniel Alemán. Por eso es que la región demandará "responsabilidad compartida diferenciada" de parte de quienes ofertan y demandan droga para reducir el ilícito.

En ese sentido, Sica pide en su estrategia que se adicionen recursos para el combate al narcotráfico, pero sin quitarle a otros rubros como el apoyo la educación, salud y vivienda.

Parte de la ayuda adicional debe de ir orientada a mejorar la vigilancia en las fronteras "porosas" de Centroamérica porque en esas zonas "pulula el narcotráfico", aseguró Alemán. En estas zonas fronterizas vive el 14% de la población centroamericana.

Violencia. Estados Unidos ha dicho que el triángulo norte de Centroamérica, que lo componen El Salvador, Guatemala y Honduras, representan una de las regiones más peligrosas y en donde se trafica más droga.

El índice de homicidios para Centroamérica es de 35,4 por cada 100,000 habitantes, arriba del dato de 20 homicidios por cada 100 mil habitantes, que es el promedio de América Latina. El Salvador está a la cabeza de homicidios con un registro de 58 muertes violentas por cada 100 mil habitantes, mientras que Honduras promedia 45 y Guatemala 43.

Más del 60% de estos comicios están ligados al crimen organizado, especialmente el tráfico de drogas.

Reciben cuantiosa ayuda. Por su lado, el subsecretario adjunto del Departamento de Estado para el Hemisferio Occidental, Arturo Valenzuela, manifestó que su país sí tiene un programa sólido de asistencia para la lucha contra la criminalidad organizada y que promueve mayor asistencia de parte de otras regiones.

"Estados Unidos ha estado cooperando con todos los países centroamericanos, pero también con otros donantes, la Unión Europea, con los españoles, con los canadienses… para asegurarnos de que todo el esfuerzo que haga Estados Unidos sean estrategias viables donde los países de la integración centroamericana pueden tener una respuesta positiva".

En ese sentido, consideró que si se suman todos, la cooperación externa que recibe Centroamérica en materia de lucha anticriminal representa "niveles cuantiosos de dinero". Los países que reclaman más ayuda financiera "también tienen que poner su esfuerzo", recomendó. En la reunión de Sica, donde se planteará la petición de ayuda económica, Estados Unidos analizará con los países de área cómo ir fortaleciendo la estrategia de seguridad ciudadana.

Recordó que el presidente Obama mencionó en su reciente visita a El Salvador que el crecimiento económico es también una respuesta a problemas sociales como el crimen.

Extradición. Otra estrategia que analiza Centroamérica es homologar sus legislaciones para que se permita extraditar a capos de la droga a Estados Unidos.

"Tenemos que analizarlo desde un punto de vista regional, la única manera de controlar estos grandes capos creo que el único país que los puede controlar es Estados Unidos y es un tema que el presidente Lobo va a revisar, el Congreso de Honduras lo va a revisar y me parece que debe ser implementado", dijo el ministro Óscar Álvarez.

Al respecto, Arturo Valenzuela mencionó que ellos ven interesante esta idea, pero que no podía profundizar sobre la misma porque todavía está en etapa de estudio.