Las delegaciones de Centroamérica y la Unión Europea (UE) están reunidas en Bruselas para afinar los textos que darán vida al Acuerdo de Asociación que, entre otras cosas, creará un área de libre comercio entre las dos regiones.

Héctor Dada, ministro de Economía de El Salvador, explicó que las reuniones están orientadas a convertir los textos negociados en las rondas de negociación en textos jurídicos.

El proceso no es sencillo debido al número de países e idiomas involucrados en este proceso (27 países de la UE y seis centroamericanos).

“Los textos deberían estar pronto”, dijo Dada que considera que este solo es un paso intermedio en el proceso que luego deberá ser firmado y enviado a parlamentos o asambleas legislativas para su aprobación.

Dada explica que por parte de los centroamericanos no se anticipan problemas, sin embargo, hay expectativas por los debates que puedan ocurrir en los 27 parlamentos de la UE, instancias que envían luego a organismos regionales como la Comisión Europea y el Europarlamento.

El funcionario salvadoreño explicó que en 30 días se tendrá una versión del texto para consultas, pero recalcó que todavía no hay fecha para la firma del pacto.

La intención para crear un área de libre comercio y cooperación entre Centroamérica y la UE fue presentada oficialmente en 2006.

Revisiones. A finales de enero la Cámara del Agro de Guatemala (Camagro) protestó por lo que consideró cambios en el acuerdo en el tema que respecta al banano, uno de los principales productos agrícolas del istmo.

La cámara acusó a los europeos de incumplir los pactos, ya que modificó las reglas de acceso y aranceles, en la redacción final. Según el gremio, tras las rondas de negociación se les aseguró que Centroamérica conservaría los beneficios arancelarios del producto.

“Cuando concluyeron las rondas, los negociadores de Guatemala nos explicaron que luego de concluir la cuota de exportación y del período de espera, la región mantendría el arancel preferencial y ahora eso no se ha respetado”, expresó Carla Caballeros, directora ejecutiva de Camagro, al periódico guatemalteco Prensa Libre.

Los negociadores europeos retrocedieron en su oferta de cobrar un arancel de 145 euros por tonelada y lo dejaron en 176 euros.

Érick Coyoy, ministro de Economía de Guatemala, dijo entonces que desconocía el descontento generado por los cambios, pero prometió hacerse cargo del tema en los próximos días.

ElEconomista.net consultó al ministro de Economía de El Salvador si estaba al tanto de otros problemas de este tipo, pero sostuvo que no hay noticias de que se haya alterado el documento y que la revisión sigue según lo establecido.

La delegación salvadoreña en Bruselas está compuesta por personeros de los ministerios de Economía, Agricultura, Relaciones Exteriores y Medio Ambiente.

Dada dijo que no esperan que el proceso esté concluido antes de 2012. El Acuerdo de Asociación con Centroamérica es el primero que negoció la UE con otro bloque de países. El Acuerdo no solo es de carácter comercial sino que incluye intereses políticos y de cooperación.