-Hace poco más de un año el gobierno de EE.UU. anunció el inicio del tapering. ¿Cómo ve la economía estadounidense actualmente?

-El crecimiento de la economía es lento pero tiene un buen progreso. Sentimos que hay una recuperación gradual. Las condiciones económicas están cada vez mejor. Las transacciones comerciales están teniendo también un buen comportamiento. 

-¿Cuál es la percepción del empresariado estadounidense sobre la situación de su país?

-La percepción es que la economía seguirá mejorando. Sin embargo, muchas empresas aún tienen algo de incertidumbre. Por ello debe haber buenas políticas de gobierno, una reforma tributaria y apoyo a la inversión privada. Este tipo de acciones gubernamentales serían muy útiles para los siguientes años. 

-¿Y a qué se debe la incertidumbre que menciona?

-Hay algunos factores que la explican. Por ejemplo, ha habido muchos problemas geopolíticos, un mayor impacto del tapering determinado por la Fed, un menor crecimiento en algunas regiones y más incertidumbre sobre lo que sucederá con China.

-¿Cuáles son los sectores económicos en EE.UU. que muestran mejor crecimiento?

-Hay varios sectores muy potentes. Petróleo y gas destaca en el rubro energético. Las ciencias también avanzan bien, en especial en lo referente al cuidado de la salud. También destacan los sectores tecnología, inmobiliario y público. Este último, impulsado por diferentes inversiones estatales. 

-¿Cómo ve la desaceleración de algunas economías emergentes de la región?

-Hemos visto una pequeña desaceleración en el crecimiento de Brasil, uno de los mercados emergentes más grandes. Sin embargo creemos que, en el largo plazo, si vemos la demografía de los mercados emergentes de la región y los flujos de capital, es conveniente seguir invirtiendo. Vemos mucha soldiez en las economías del Perú y Colombia. Proyectamos que ambos países seguirán creciendo. En el caso de Brasil vemos un poco más de volatilidad. Argentina sigue siendo un reto. 

-Luego de la crisis financiera de 2008, ¿cómo ha evolucionado el negocio de EY en EE.UU.?

-Nosotros somos proveedores de servicios en temas de consultoría, impuestos, auditoría y transacciones. Durante estos años, nuestro negocio ha sido fuerte. Hemos ayudado a compañías a volverse más eficientes durante el periodo poscrisis. Hemos apoyado a firmas que han querido fortalecerse para lidiar en un contexto de mayor regulación. Hemos dado soporte a compañías en el campo de las transacciones y a otras en la potenciación del área tributaria. También hemos ayudado a varias empresas en el área de auditoría a fin de que mejoren su transparencia. 

-¿Considera que mejores servicios de auditoría podrían ayudar a prevenir crisis como la de 2008?

-Creo que el problema de 2008 no estuvo vinculado a la auditoría, sino a la liquidez. Algunas compañías financieras tenían demasiados pasivos. Creo que la auditoría es importante. Actualmente hay quienes se preguntan si puede haber una mayor divulgación sobre los reportes de auditoría y sobre los riesgos que enfrentan las compañías. 

-¿América Latina crece más rápido que EE.UU. para su negocio?

-Actualmente, a nivel de nuestro negocio, América crece más rápido que otras zonas, como Europa, Medio Oriente y Asia. No obstante, el sur y el norte del continente crecen a un ritmo similar. 

-¿Cuáles son los servicios de EY con mayor demanda en EE.UU.?

-Nuestras cuatro líneas de servicios están creciendo. Nuestro crecimiento total para EE.UU. este año fiscal que acabó en junio fue de 9%, una cifra mayor para el crecimiento estimado del PIB que se calcula en 2%. El servicio que más crece es el de consultoría. En ese campo estamos ayudando a empresas a mejorar sus servicios y también los asesoramos en el tema de riesgos. 

-¿Su crecimiento de 9% en ese país se mantendrá para 2015?

-Proyecto que tendremos un crecimiento similar el próximo año.

-¿Qué porcentaje de sus ingresos globales son generados en EE.UU.? ¿Esta cifra ha variado luego de la crisis financiera?

EE.UU. representa aproximadamente un 35% de nuestros ingresos globales al año. Esta cifra se ha elevado un poco desde la crisis. Vale señalar que, tan solo en el último año fiscal, a nivel global, habremos crecido cerca de 7%. 

-Hablemos de América Latina, ¿cómo ve esta región?

-Es una región de mucho crecimiento para el negocio de EY en el mundo durante los últimos dos años. Brasil, México, Colombia y el Perú han sido los países que han avanzado de forma más acelerada. 

-¿Cuáles son los servicios más demandados en la región? ¿Esa demanda es similar a la de EE.UU.?

-La demanda de servicios en América Latina se parece a la de EE.UU. Tenemos una buena performance en nuestras cuatro líneas. La línea de consultoría es la que muestra un mayor crecimiento en esta región. 

-La Alianza del Pacífico es uno de los más recientes bloques formados en esta parte del continente. ¿Cómo ven este tipo de alianzas?

-No nos hemos enfocado mucho en los bloques. Nos hemos centrado en las principales industrias. En el Perú, por ejemplo, tenemos una gran operación de auditoría donde el sector minero es un actor muy importante para ese negocio. 

-¿Planean implementar una nueva línea de negocios en América Latina? 

-Constantemente estamos innovando y asegurándonos que tenemos el servicio adecuado para cada mercado. 

¿Qué opina de la relevancia que tienen los milennials hoy en América? 

-Estamos muy enfocados en ellos. La mitad de nuestra fuerza laboral a nivel global tiene menos de 30 años de edad. Los jóvenes son muy importantes para nosotros. Tenemos que entender cómo piensan y trabajan. 

-Usted ha mencionado que la minería es relevante para el Perú y para otras economías latinoamericanas. Muchas de esas operaciones se ven afectadas por conflictos sociales. ¿Cómo ve este problema?

-Las compañías mineras en la región están enfocadas en temas de seguridad y cuidado del medio ambiente. Ellas se están dando cuenta de la importancia que tienen esos campos para su negocio.