Montevideo, EFE. La secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, ensalzó en una entrevista con Efe las reformas emprendidas por el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, y se mostró confiada en que se resuelva este año la situación de Paraguay en el Mercosur, actualmente suspendido del bloque.

Bárcena, de nacionalidad mexicana, consideró que Peña Nieto, en la Presidencia de México desde diciembre pasado, está haciendo buena su máxima de que no ha llegado al poder para "administrar el país" sino para "transformarlo", y "lo está demostrando en los pocos meses que lleva".

Prueba de ello es que el mandatario mexicano "se ha adentrado en un profunda reforma educativa, urgente y pedida por todos", afirmó la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), que, sin embargo, opina que "la reforma más importante" para México va a ser la fiscal.

"Un país que no tributa suficientemente, que tiene problemas de evasión, de estructura, tiene problemas entonces de fortalezas de la política pública", argumento.

Otra de las reformas planteadas por Peña Nieto, la energética, es para Bárcenas "una prioridad", pero "es más compleja", mientras que la de cuarta, la de las telecomunicaciones, muestra "hacia dónde se perfila el país".

Respecto a Paraguay, dijo que la "vía de solución" para que se normalice su estatus dentro del Mercado Común del Sur (Mercosur) "va a pasar por las elecciones democráticas" que se celebran este mes allí, condición impuesta por los otros integrantes del bloque: Argentina, Brasil, Uruguay y Venezuela.

Con "la conclusión del proceso democrático, que se inicia ahora y se concluye a finales de año, en la medida en que sea un proceso claro, convincente, transparente, legítimo, creo que el problema se va a resolver", pronosticó.

"La proximidad geográfica es un hecho, estamos juntos, vivimos juntos, somos vecinos, Paraguay es parte de Suramérica", enfatizó.

En junio del año pasado, Paraguay fue suspendido del grupo por la destitución de Fernando Lugo como presidente del país, en un juicio político en el Senado, considerado un "golpe de Estado parlamentario" por los demás miembros del bloque, que aprovecharon la suspensión para materializar el ingreso de Venezuela.

Por último, Bárcena se congratuló de la buena salud del proceso de integración latinoamericano, aunque admitió que hay dinámicas que deben cambiar, como el hecho de que el comercio intrarregional sea el 19 % del total mientras que en Europa es el 66 %.

Para evitar repetir en la región los problemas que padece actualmente el Viejo Continente, abogó por crear "un sistema regional de seguridad financiera", en el que, señaló, la Cepal ya está trabajando.

Además, vaticinó que la "Unión Europea, cuando salga de esta crisis, va a salir muy fortalecida si logra que la unión monetaria vaya acompañada de una unión fiscal".

La Cepal inauguró el miércoles en Montevideo la IV Conferencia Ministerial sobre la Sociedad de la Información en América Latina y el Caribe, en donde expertos y dirigentes políticos tratarán hasta el viernes temas como la economía digital, las estrategias para la competitividad y el acceso a las nuevas tecnologías.