Las economías latinoamericanas lograrán su menor nivel de desempleo en décadas este año, pese a las crisis económicas que castigan a Europa y Estados Unidos, auguró una fuente de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

"Los países crecerán en promedio 3,7% y la tasa de desempleo bajará a 6,6%", dijo el experto en temas laborales de Cepal, Jürgen Weller, en una entrevista con DPA.

La bonanza, cruzada por una desaceleración de la inflación, beneficiará incluso a países con porcentajes tradicionalmente elevados de cesantía como Colombia y Venezuela, explicó.

También favorecerá a México, Chile y Brasil, naciones que ya exhiben tasas de desempleo de seis por ciento en medio del ciclo de expansión iniciado en 2002, apenas frenado por la crisis de 2008.

El funcionario, que aclaró que el comportamiento de la desocupación dependerá del comportamiento de la oferta laboral, valoró que el alza del empleo coincida con una mayor formalización de los trabajos.

El proceso, que hizo ingresar al mercado laboral a cuatro millones de latinoamericanos en los últimos años, reducirá el desempleo a sólo 15,5 millones de habitantes este año, lo que equivale a la población de Chile, previó Weller.

Como consecuencia, los salarios seguirán al alza, con un incremento mediano en torno a dos por ciento para el presente período, agregó.