El crecimiento económico previsto para la Argentina en el período 2012-15 será el más elevado entre los mayores países de la región, según recientes proyecciones de la Cepal.

El Producto Interno Bruto (PIB) local se incrementaría en ese cuatrienio en 3,9% anual, un nivel similar al del promedio de los países del área, pero superior al de Brasil (3,6%) y al de México (3,8%), de acuerdo con los cálculos del organismo.

El ejercicio prospectivo forma parte del estudio "La Unión Europea y América Latina y el Caribe: inversiones para el crecimiento, la inclusión social y la sostenibilidad ambiental".

La publicación fue presentada la semana pasada durante un seminario realizado en la sede de Cepal en Santiago de Chile, en el que se analizó la próxima reunión entre la Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños) y la UE, prevista para el 26 y 27 de enero de 2013 en la capital del país trasandino.

Según el estudio, el crecimiento reciente del PIB en la región fue superior al de Europa, donde fue "mucho más pronunciado" el efecto de la crisis financiera mundial de 2008-2009.

En ese último año, el decrecimiento de la UE fue de -4,2%, contra -2% en América Latina y el Caribe (-2%), y la recuperación en aquella zona es "mucho más lenta e incierta".

"Para los próximos años, se prevé un crecimiento medio anual del 3,9% en América Latina y el Caribe y del 1,3% en la Unión Europea", estima la Cepal.

El estudio proyecta que en ese lapso "las grandes economías de la zona del euro crecerán a tasas inferiores al 2%, mientras que todas las grandes economías de América Latina y el Caribe tendrían niveles de crecimiento cercanos al 4%, y en algunos países como el Perú, podrían superar el 5%".

"La recuperación de la Unión Europea seguirá siendo frágil" y en el corto plazo "los fuertes ajustes fiscales que se están llevando a cabo reducirán la demanda agregada", advierte la Cepal.

El crecimiento anual estimado en promedio hasta 2015 para la Argentina sería superior al de otros países regionales medianos como Venezuela (3,6%), pero inferior al de naciones como Colombia (4,2%), Chile (4,7%) y Perú (5,8%).

De todos modos, la expansión del PIB nacional triplicaría el crecimiento proyectado para la Unión Europea.

Los países europeos más afectados por la crisis en los próximos años serían Italia (que retrocedería 0,2% anual); España (con un crecimiento de sólo 0,3%); Bélgica y Países Bajos (con alzas de 0,9%), según el estudio de la Cepal.