La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) dio a conocer este miércoles una nueva publicación en la cual analiza las relaciones entre América Latina, el Caribe y la Unión Europea en los ámbitos del comercio, la inversión y la cooperación, y formula propuestas para dinamizar dichos vínculos.

El documento, "En busca de una asociación renovada entre América Latina y el Caribe y la Unión Europea", fue presentado en una mesa redonda sobre las relaciones de América Latina y el Caribe con la Unión Europea, organizada por la Cepal y el ministerio de Relaciones Exteriores de Chile.

Esta actividad se inserta en los preparativos de la séptima Cumbre América Latina-Unión Europea, que se efectuará en Santiago en mayo de 2012.

“América Latina está siendo vista con nuevos ojos por el mundo entero y varias regiones y países buscan ahora asociaciones con nuestro continente. Tenemos una oportunidad única de diseñar una estrategia de mediano plazo con la Unión Europea para forjar una relación estratégica”, declaró Alicia Barcena, secretaria ejecutiva de la entidad.

“Juntos podemos caminar hacia una asociación más integral de carácter público-privado, en donde los gobiernos y las empresas se encuentren en objetivos comunes”, precisó.

La oradora principal del encuentro fue Benita Ferrero-Waldner, ex Comisaria Europea de Relaciones Exteriores y Política Europea de Vecindad, quien se refirió a las razones por las cuales América Latina y el Caribe debe interesar más a los europeos y por qué la Unión Europea debe captar la atención de los latinoamericanos.

“Estamos en la década de América Latina. Yo apuesto por ello. Justo ahora, las posibilidades de integración son enormes, pero debemos avanzar en conseguir más educación de calidad, más colaboración científica, más innovación, más desarrollo tecnológico, más alianzas entre pequeñas y medianas empresas europeas y latinoamericanas para defendernos mejor de las turbulencias del mundo”, enfatizó.