Santiago, Xinhua. Los países latinoamericanos deben desarrollar una agenda a mediano y largo plazo para armar escenarios de prosperidad y combatir la brecha de la desigualdad, dijo el director del Instituto ILPES de la Comisión Económica para América Latina (Cepal), Jorge Máttar.

Al intervenir en el VIII Foro Parlamentario, que sesiona en Santiago, con unos 60 legisladores de la región y Corea del Sur, Máttar explicó que "la crisis económica mundial es una oportunidad para romper el modelo de concentración de la riqueza y en esencial, en América Latina".

El funcionario dio a conocer la propuesta realizada por la Cepal, llamada "Cambio Estructural para la Igualdad: una visión integrada para el desarrollo", que recoge los debates del 24 período de sesiones de ese organismo realizado en El Salvador del 27 al 31 de agosto pasado.

"Hasta el momento en América Latina no hemos logrado aumentar la tasa de inversión en existía en la década de los 70, donde alcanzaba el 25 por ciento y hoy no supera el 20 por ciento", puntualizó Máttar.

"El trabajo se ha precarizado en varios sectores de la economía y cada día disminuye la protección social y se incrementan las actividades informales, agregó.

"Se observa una disparidad regional en un mismo país, tanto en materias de empleo, ingresos y productividad. Si queremos disminuir la brechas de desigualdad se deben incrementar la planificación a largo plazo", agregó.

A raíz de la crisis económica mundial, varios países de América Latina construyen distintas visiones de país, en ese sentido, las planificaciones se han transformado en un instrumento más participativo y los gobiernos han convocado a la sociedad para ser parte del futuro, consideró el director del Instituto ILPES de la Cepal.

"Necesitamos un cambio estructural que nos acerque a una sociedad menos desigual. Los gobiernos nacionales y subnacionales, el mundo de la academia y el sector privado, pueden aplicar la herramienta de prospectiva para lograr metas en el futuro que contribuyan a disminuir la desigualdad", indicó.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Planificación, Política Económica y Finanzas de Bolivia, senador Mario Choque, dijo que la planificación a largo plazo implica una visión del país, de inovación y prospectiva.

"Necesitamos en América Latina contar con políticas públicas participativas que incluyan la participación de todos los sectores. La integración es igualdad", destacó.

El mundo enfrenta varias crisis al mismo tiempo, financiera, climática y alimenticia, en ese sentido los gobiernos tienen que plantearse diversas estrategias, más allá de las económicas, afirmó Choque.

El parlamentario dijo que en Bolivia se ha integrado el sector social al Estado en los últimos años, incluido el mundo empresarial e indígena.

"Dependemos del desarrollo del petróleo y la minería. En nuestra nación estamos en una época de "vacas gordas" y se ha logrado disminuir la deuda externa; mientras, el PIB ha crecido", precisó.

El presidente de la Comisión de Régimen Económico y su regulación y Control de Ecuador, Francisco Velasco, aseguró que "la crisis económica mundial es la oportunidad de América Latina para enfrentar la brecha de desigualdad".

Mencionó que en Estados Unidos las familias de clase media han perdido en los últimos 20 años gran parte de su patrimonio, con aumentos en las tasas de suicidio en ese país y en Europa.

"La crisis ha demostrado que el Estado de Bienestar europeo y el modelo estadounidense están cuestionados (...) el mercado no puede regular todos los aspectos de la sociedad", indicó Velasco.

Finalmente la diputada Jeannette Ruiz, de Costa Rica, destacó de manera positiva el reciente documento de la Cepal titulado "Cambio Estructural para la Igualdad", y añadió que instrumentos como éstos ayudarán a generar visiones de país y emplear herramientas prospectivas para la planificación de nuestros objetivos en Latinoamérica.