Santiago, Andina. La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) alertó hoy que las crisis de Estados Unidos (EEUU) y Europa durará varios años, apenas un día después del "jueves negro" de los mercados bursátiles.

"En Europa ni siquiera se ve una puerta de salida", dijo el jefe de la División de Desarrollo Económico de Cepal, Osvaldo Kacef, quien previó una reducción en el dinamismo de América Latina.

Kacef, aunque descartó riesgos recesivos para la región, sostuvo que el deterioro del cuadro internacional desacelerara la actividad en el subcontinente, hoy empujada por Brasil, Perú, Argentina y Chile.

"El problema de la deuda en Europa está muy lejos de resolverse y la tibieza de la solución para Grecia está generando un riesgo de contagio en países como Italia o España", advirtió.

"No quiero pensar qué pasará si ellos se salen del euro, por ejemplo", hipotetizó.

Kacef, quien recordó que inicialmente Cepal proyectó un crecimiento de 4% para América Latina en 2012, agregó que la economía de Estados Unidos seguirá débil por tres a cuatro años.

"La pregunta es cuál va a ser el costo del ajuste en el endeudamiento público sobre la política fiscal estadounidense", planteó.

El funcionario, aunque valoró el acuerdo entre el gobierno y el Congreso de Estados Unidos, comparó la crisis actual de dicho país con la sufrida por América Latina en los 80.

"Es decir, un escenario de ajuste fiscal que coincide con bajo crecimiento o estancamiento", reseñó.

Sobre lo mismo, afirmó que los más dañados por el deterioro en Estados Unidos serán México, Centroamérica y el Caribe por sus lazos económicos con la primera potencia mundial.

Las palabras de Kacef, quien dijo que la crisis estaba ocurriendo más rápido de lo esperado, coinciden con la defensa que Brasil hizo de la estabilidad de la región y su mercado.

"Si hay un agravamiento de la crisis, Brasil nunca estuvo tan bien preparado", aseguró incluso el ministro de Hacienda del gigante sudamericano Guido Mantenga.

Cepal ya había alertado días atrás que una recesión en Europa y Estados Unidos tendría "un fuerte impacto" en América Latina por la fuga de capitales.

Es decir, que pende un riesgo real sobre los flujos de inversión y de remesas, las que en conjunto superan superan los 200 mil millones de dólares anualmente.

Pero Cepal también alertó sobre riesgos financieros, debido a que la región es hoy el segundo tenedor de activos en dólares, detrás de China, con reservas por US$700 mil millones.

De ellas, US$335 mil millones corresponden a Brasil, seguido de México (US$131 mil millones), Argentina (US$51 mil millones) y Perú (US$47 mil millones).