De acuerdo con el estudio de Cepal y la OIT, los mercados laborales de América Latina y el Caribe continuaron con su recuperación en 2011 y se espera que mantengan una tendencia positiva en 2012 con un nuevo descenso en el desempleo urbano hasta 6,5%, a pesar de la incertidumbre generada por un contexto económico internacional cada vez más complejo.

En el nuevo número de su publicación conjunta Coyuntura laboral de América Latina y el Caribe , la Cepal y la OIT indican que la tasa de desempleo urbano descendió de 7,3% en 2010 a 6,7% en 2011, niveles no vistos desde comienzos de los años 1990.

Para el presente ejercico, los organismos estiman que habrá un crecimiento económico regional levemente más bajo que en 2011, en el contexto de una economía mundial caracterizada por el enfriamiento de varios de sus principales motores económicos y una elevada incertidumbre relacionada, sobre todo, con las perspectivas de la Eurozona.

Sin embargo, prevén un nuevo descenso de la tasa de desempleo, en un rango de hasta dos décimas porcentuales (a 6,5%).

Ambos organismos de Naciones Unidas agregan que también creció la proporción de los puestos de trabajo formales que cuentan con protección social y bajó el subempleo, mientras que los salarios, tanto medios como mínimos, aumentaron en términos reales, aunque moderadamente.

Por otra parte, el boletín indica que en los mercados laborales persisten importantes brechas y graves problemas de inserción laboral, sobre todo para las mujeres y los jóvenes, que continúan padeciendo niveles desfavorables de desempleo y de otros indicadores del trabajo.

Asimismo señala que persiste una redistribución desfavorable a los trabajadores de las remuneraciones con respecto al producto interno bruto (PIB) de los países, ya que durante el período de un crecimiento económico relativamente elevado entre 2002 y 2008, en 13 de ellos disminuye la participación de las remuneraciones en el PIB, mientras que aumenta solo en ocho países (de un total de 21 países con información disponible).

“La región necesita crecer más y mejor. Se requiere incrementar continuamente la productividad en América Latina y el Caribe como base de mejoras sostenidas del bienestar de la población y para reducir la brecha externa que separa a las economías de América Latina y el Caribe de las más avanzadas”, señalan Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de Cepal y Elizabeth Tinoco, directora regional de la oficina de la OIT para las Américas, en el prólogo del documento.