Caracas. La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) estiman que el crecimiento regional de 2010 supere la tasa de 4,1% proyectada a fines del año pasado, según el boletín "Coyuntura laboral en América Latina y el Caribe" donde se analizó el desempleo en 2009.

El impacto de la crisis económica y financiera de 2008 en el mercado laboral de la región para 2009 no fue tan fuerte como se esperaba.

La tasa de desempleo sólo aumentó 0,8 puntos porcentuales debido "a la contención de la oferta laboral a causa de la menor participación laboral de los jóvenes", afirmó el documento.

En este sentido, la desocupación laboral en la región -para 2009- pasó de 7,3% a 8,1%.

Las economías más afectadas, entre 2008 y 2009, fueron aquellas que se encontraban vinculadas muy estrechamente con Estados Unidos.

El mejoramiento del mercado laboral continuó a inicios de 2010, si bien varios países todavía están lejos de superar el impacto de la crisis y el grado de reactivación difiere significativamente de un país a otro, señala el boletín

El nuevo patrono. Según el informe de la Cepal y OIT, el empleo asalariado proporcionado por la empresa privada ha tenido una contracción (en 2009) de 0,7%, en promedio simple, debido a la latente debilidad del crecimiento económico en la región.

Sin embargo, algunos estados se han convertido en los nuevos patronos como parte de su política interna a largo plazo.

Esto ha significado un aumento del empleo público en 3,0%. Premisa que se ha sostenido hasta 2010.

Por otra parte, el boletín aseguró que se está generando una expansión de 4,0% -promedio simple- en el sector económico informal latinoamericano.

Este fenómeno surge "como una reacción a la baja de la demanda laboral de las empresas y a la necesidad de los hogares por generar ingresos".